Geografía

Inicio Geografía general, Hidrografía Fuente hidrotermal

Fuente hidrotermal

Publicado por Pablo Guerrero

Es una abertura que se produce en la superficie de un planeta, a través de la cual emerge agua de mar caliente o geotermal. También recibe nombres como respiradero hidrotermal, fumadero o fumarola hidrotermal.

Por lo general, el calor del agua de estas fuentes se debe a que las mismas se encuentran próximas a lugares donde hay volcanes activos, por lo que el magma o lava está cerca de la superficie del planeta, en nuestro caso, en la superficie terrestre.

Precisamente, en la Tierra existe una gran cantidad de fuentes hidrotermales, debido a que, además de ser muy activa geológicamente, tiene abundante agua en su superficie.

En la Tierra los tipos de fuentes hidrotermales más comunes son las aguas termales, los géiseres y las fumarolas o chimeneas.

Características: física, temperatura, funcionamiento

El agua proveniente del fondo del mar que fluye en estas fuentes hidrotermales es conducida a través de fallas, sedimentos porosos o estratos volcánicos, y se suma a ella algo de agua afectada por el magma cuando es expulsado y asciende.

A diferencia de las temperaturas del agua de los océanos que, en promedio, rondan los 2º C, las aguas que provienen de las fuentes hidrotermales pueden llegar hasta los 400º C en las zonas más profundas. En estas formaciones, el agua que se encuentra a 3000 metros de profundidad y tiene una temperatura de 400º C es supercítrica, es decir, se encuentra en condiciones de tal presión y temperatura que supera su punto límite.

El aumento de la salinidad provoca que el agua alcance sus puntos máximos en temperatura, por lo que algunas fuentes hidrotermales dan lugar a chimeneas redondeadas. Esto se debe a que el agua sobrecalentada, al encontrarse con el agua helada del océano, hace que los minerales disueltos se impulsen hacia el exterior, formando las partículas necesarias que le aportan altura a dichas chimeneas, muchas de las cuales llegan a tener 60 metros.

Proceso de formación de las chimeneas

Estos conductos comienzan a formarse con la deposición del mineral anhidrita, por lo que los sulfuros de hierro, cinc y cobre se depositan en los boquetes de la chimenea quitándole porosidad con el paso del tiempo, de tal modo que hay registros de crecimiento de estas chimeneas de hasta 30 centímetros por día.

Pueden distinguirse dos tipos de chimeneas o fumarolas:

-Negras: aquellas fuentes que emiten partículas oscuras, debido al alto contenido de sulfuro metálico.

-Blancas: aquellas fuentes que, por el contrario, emiten partículas más livianas en cuanto a sus propiedades químicas, ya que, si bien son ricas en cinc, no poseen abundante sulfuro de hidrógeno, hierro y cobre. En relación a las fumarolas negras, las blancas tienen menor temperatura.

Riqueza biológica

Las zonas que se encuentran alrededor de estas formaciones geológicas son muy ricas en biodiversidad, formando un ecosistema que alberga complejas comunidades de organismos que se alimentan de los químicos disueltos en los fluidos que emite la fuente. Algunos de ellos son gusanos de tubo gigantes, camarones, almejas, cangrejos, etcétera, y el alimento preponderante que inicia la cadena es la arquea quimiosintética o arqueobacteria, un microorganismo unicelular.

Categorías: Geografía general, Hidrografía