Geografía

Inicio Geografía general Punto caliente de biodiversidad

Punto caliente de biodiversidad

Publicado por Pablo Guerrero

Se llama punto caliente de biodiversidad o hotspot (anglicismo, o sea, palabra inglesa utilizada también en el idioma español) a la zona que aglutina mayor cantidad de biodiversidad.

Norman Myers utilizó el término “punto caliente de biodiversidad” por primera vez en 1988 y para el 2000 se convirtió en un término utilizado con más frecuencia y relevancia. Incluso se oficializó el uso del término “hotspot”, que se propagó en artículos científicos, tanto de Myers como de miembros de su equipo.

Originalmente, Myers utilizó este término para señalar diez hotspots relacionados con bosques tropicales. Estos hotspots fueron definidos como zonas de intensa biodiversidad, con altos niveles de endemismos y de pérdidas de zonas de hábitat particulares.

La organización Conservation Internacional (CI) adoptó el término “hotspot” para señalar una rama de trabajo de la organización en 1989. En 1996 se replanteó el término y se establecieron parámetros cuantitativos para definir los hotspots con mayor precisión. Para catalogar una zona como hotspot, esta debe cumplir los siguientes requisitos: por un lado, debe albergar, como mínimo, una cantidad de 1500 especies de plantas vasculares en situación endémica, o sea, menos de un 0,5% de la totalidad de las plantas vasculares de nuestro planeta; y por otro, tiene que haber tolerado la pérdida de por lo menos un 70% de la superficie de hábitat original.

Hotspots y conservacionismo:

El término “hotspot” se ha difundido con rapidez en los últimos años entre la sociedad y la comunidad científica. También se ha extendido el uso de este término a todo lo referido al conservacionismo, desde el nivel de uso original hasta los niveles nacionales, locales y regionales. Asimismo, el concepto se ha expandido para abarcar no solamente a las especies endémicas sino también a las especies en peligro de extinción y a las que se consideran objeto de conservación.

Los hotspots son regiones conservacionistas muy de moda. Al identificarlos y jerarquizarlos, se les otorga un orden de importancia en el momento de decidir la política de conservación y los recursos a utilizar. Otros instrumentos de trabajo similares, consistentes también en catalogar, identificar y jerarquizar los puntos calientes de biodiversidad son las llamadas ecorregiones, descriptas por la WWF. En general, debido a que los fines últimos utilizados por estos instrumentos coinciden en conservar y proteger estas zonas, las diferencias instaladas en los métodos de trabajo y en los de selección no perjudican el resultado final.

Biodiversidad:

Según el Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica, se llama biodiversidad o diversidad biológica a la variedad de seres vivos que habitan la Tierra y a las características naturales que los conforman, luego de millones de años de evolución como consecuencia de fenómenos naturales o de la influencia del hombre. La diversidad biológica comprende tanto a los diferentes ecosistemas como a las variedades genéticas dentro de las especies. Esta combinación de variedades genéticas multiplica las formas de vida y la interacción con el resto de los seres que habitan la Tierra, y conforman el sustento de la vida sobre el planeta.

Categorías: Geografía general