Geografía

Terra incógnita

Publicado por Pablo Guerrero

Comúnmente se utiliza el término Terra Incógnita o Terra Ignota para describir a un territorio que aún no ha sido explorado por el hombre. Era común encontrar este término en planos o mapas para marcar aquellos territorios que aún no eran conocidos. Los cartógrafos (encargados de confeccionar los planos y mapas) se basaban en mitos o leyendas que luego plasmaban en los planos. Era común encontrar la frase “hic sunt dracones” que significa “aquí hay dragones” o encontrar mapas con dibujos de criaturas fantásticas.

Desde 1830, momento en el que las exploraciones se hicieron con mayor frecuencia y se dio la expansión de las colonias, los territorios desconocidos por el hombre pasaron a ser pocos. David Livingstone fue el responsable de descubrir África central, oriental y la cuenca del río Congo. En el siglo XIX y a medida que avanzaron las sociedades geográficas el término comenzó a dejar de usarse en los mapas. En la actualidad se considera que no hay territorio desconocido para el hombre, por lo que el término se usa principalmente en sentido figurado. En el ámbito comercial es utilizada para hacer referencia al descubrimiento y los grandes espacios.

Terra Australis Ignota

Terra Australis Ignota en latín o la Tierra Desconocida del Sur es un término que se utilizó para describir un territorio imaginario cuyo origen se remonta a la Grecia clásica y que se observó en mapas europeos entre los siglos XV y XVIII. El término fue promulgado por Aristóteles y por Erastótenes y luego retomadas por Ptolomeo (cartógrafo griego del siglo I) quien aseguraba que el océano Índico estaba bloqueado por una masa de tierra al sur. Durante el renacimiento Ptolomeo fue tomado como principal fuente de datos para la confección de los mapas europeos y fue allí cuando Terra Australis Ignota comenzó a figurar en los planos.

A pesar de que las exploraciones demostraban que el continente mencionado debía ser menor al expresado en el mapa, los científicos y cartógrafos continuaban utilizando este término asegurando que era necesario que existiese una masa en el hemisferio sur que hiciera de contrapeso para el territorio del hemisferio norte. Este continente usualmente era dibujado alrededor del polo sur pero se creía que poseía una superficie mayor a lo que hoy se considera la Antártida y que su territorio se expandía hacía el norte. Fernando de Magallanes aseguró en 1520 que la isla Grande de Tierra del Fuego formaba parte del continente Terra Australis Ignota.

Las tierras de Terra Australis Incógnita fueron ubicadas en latitudes reales por Francisco de Hoces (descubridor del pasaje de Drake) y Gabriel de Castilla (navegante y explorador español) en los comienzos del siglo XVI. James Cook (navegante, explorador y cartógrafo británico) tomó este concepto y lo corrigió en sus numerosos viajes, donde determinó que de existir un continente en el hemisferio sur debía estar situado en zonas polares pero no en zonas templadas como se aseguraba hasta el momento.

Actualmente el término Terra Australis se utiliza como sinónimo para describir al continente australiano.

Categorías: Cartografía, Geografía general