Geografía

Inicio Europa Península Ibérica

Península Ibérica

Publicado por Daniel Terrasa

La Península Ibérica se encuentra en el extremo suroccidental de Europa. Está rodeada por el Mar Mediterráneo por el sur y el este y por el Océano Atlántico por el norte y el oeste.

El Estrecho de Gibraltar la separa del norte de África, mientras que se encuentra unida al resto del continente por el istmo pirenaico.

La superficie toral de la península es de unos 622.000 kilómetros cuadrados. El topónimo «península ibérica» deriva del río Ebro, conocido con el nombre de Iberus durante la época romana. Antes, los griegos la habían bautizado con el nombre de Iberia.

En la actualidad, son cuatro estados los que comparten el espacio peninsular: España (alrededor del 85% del territorio), Portugal, Andorra y Reino Unido, representado en el minúsculo enclave de Gibraltar.

El punto más septentrional de la Península Ibérica es la Estaca de Bares; el más meridional la Punta de Tarifa; el más occidental el Cabo da Roca; el más oriental el Cabo de Creus.

En la costa mediterránea destacan los siguientes accidentes: Cabo de Gata, Mar Menor, Cabo de la Nao, Golfo de Valencia y Cabo de Creus. Al sur de la costa comprendida entre la Punta de Tarifa y el Cabo de Gata se extiende el Mar de Alborán.

En la costa atlántica hay que destacar el Golfo de Cádiz, Cabo San Vicente, Cabo da Roca, Cabo Finisterre (imagen superior), Estaca de Bares y Golfo de Vizcaya. La costa septentrional de España está bañada por el Mar Cantábrico.

La península es un territorio muy montañoso. Los principales sistema son los Pirineos, la Cordillera Cantábrica, el Sistema Central, el Sistema Ibérico y las Cordilleras Béticas, donde se encuentra el pico más alto peninsular; el Mulhacén (3.482 m). Las depresiones más importantes son las de los ríos Ebro y Guadalquivir.

Los ríos de la vertiente atlántica son los más largos (Tajo, Duero, Guadiana, Guadalquivir). El más largo de la península Ibérica es el Tajo (1.007 m), que desemboca en Lisboa (en la imagen). Los ríos de la vertiente cantábrica son cortos, pero muy caudalosos. Por último, los ríos de la vertiente mediterránea presentan caudales irregulares y una menor longitud, a excepción del Ebro.

La diversidad climática de la península es enorme. A lo largo de la franja oriental y en el tercio sur predomina el clima mediterráneo, con inviernos suaves y veranos calurosos. El interior está marcado por el clima continental y a lo largo de la fachada atlántica domina el clima oceánico lluvioso. Además, en las zonas más elevadas hay regiones de clima de alta montaña.

La población estimada de la Península Ibérica es de unos 57 millones de habitantes. De ellos, unos 46 corresponden a España (la totalidad del país excepto los archipiélagos balear y canario y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla), unos 10 millones corresponden al Portugal peninsular (sin Madeira ni las Azores), cerca de 80.000 a Andorra y unos 30.000 a Gibraltar.

La distribución demográfica responde a un claro patrón en el que las costas están mucho más habitadas que el interior, a excepción de Madrid, la capital de España (en la imagen), que es la ciudad más grande de la península con 5,5 millones de habitantes en su área metropolitana.

Le siguen, por este orden, las áreas metropolitanas de Barcelona (5 millones), Lisboa (2,8 millones), Valencia (2 millones) y Oporto (1,8 millones).

Categorías: Europa