Geografía

Inicio África, Geografía de la población Distribución demográfica del norte de África

Distribución demográfica del norte de África

Publicado por Daniel Terrasa

La distribución demográfica del Norte de África responde a un patrón claramente condicionado por las condiciones climáticas de esta región del continente. Esto da como resultado zonas con una alta densidad demográfica frente a otras que se hallan prácticamente despobladas.

Son dos los ejes que determinan las peculiaridades de este poblamiento. Por un lado, el eje este-oeste del Desierto del Sáhara, que se extiende desde las costas atlánticas hasta el oeste Egipto. El mayor desierto del planeta actúa como una barrera geográfica que divide la franja mediterránea del interior de África.

Este eje solamente se ve interrumpido por otro eje más pequeño localizado al este, el del Valle Del Nilo, que rompe esta uniformidad con una línea perpendicular norte-sur densamente poblada.

Así, el 90% de la población de Argelia, TúnezLibia (países que suman más de 57 millones de habitantes) se concentra a orillas del Mediterráneo en grandes ciudades como Argel, Orán, Túnez o Trípoli. El caso de Marruecos, con 44 millones de habitantes, es algo distinto, ya que allí las mayores densidades se encuentran a lo largo de la costa atlántica, donde están ciudades como Rabat y Casablanca.

De este modo, se puede afirmar que todos los países del Norte de África, independientemente del tamaño de su población, presentan un mismo patrón de triple franja:

  • Una línea litoral muy poblada, donde se encuentran las principales ciudades*.
  • La gran franja central sahariana, casi deshabitada.
  • La franja sur del Sahel, que presenta un poblamiento disperso e irregular.

(*) Exceptuando la región del Golfo de Sirte, en Libia, donde se da una baja densidad de población.

Egipto, la excepción

egipto nilo

El único país del norte de África donde no se cumple el patrón demográfico de la triple franja es el más oriental de ellos: Egipto. El elemento geográfico que marca la gran diferencia no es otro que el río Nilo, el más largo del continente africano.

Egipto, que con 90 millones de habitantes es el país más poblado de África del Norte, concentra la mayor parte de su población en el valle fluvial y, sobre todo, en la zona del Delta del Nilo. En esta región se concentran las grandes urbes de El Cairo (más de 21 millones de habitantes) y Alejandría (casi 5 millones).

Las zonas densamente pobladas del país se extienden tanto al este como al oeste del delta, a lo largo de la costa mediterránea, reproduciendo el patrón que se repite en el resto de países norteafricanos. No sucede lo mismo en la costa desértica del Mar Rojo, apenas habitada.

Por tanto, las «zonas vacías» de Egipto se alinean al sur del Mediterráneo y a ambos lados del cauce del Nilo más allá de las áreas fértiles habitadas.