Geografía

Inicio África El proyecto del Lago Central de África

El proyecto del Lago Central de África

Publicado por Daniel Terrasa

El Lago Central de África fue un proyecto diseñado por el arquitecto alemán Herman Sörgel en el año 1935. Su ambicioso plan consistía en reconfigurar totalmente el interior del continente creando una serie de enormes mares interiores.

La base central del plan de Sörgel era la construcción de una represa en el río Congo. Esta represa inundaría la cuenca endorreica del lago Chad, proporcionando así un abundante suministro de agua dulce para irrigar el Desierto del Sáhara y crear grandes áreas de cultivo fértiles.

El trasvase de agua desde el Congo hacia el lago Chad se produciría a través del río Ubangi, que fluye hacia el norte (ver mapa superior).

Según las estimaciones de Sörgel el «mar interior» creado alrededor del Lago Chad cubriría una extensión de unos 560.000 kilómetros cuadrados. Ese es más o menos el tamaño que se estima llegó a tener el lago hace unos 10.000 años. El potencial hidroeléctrico de esta gran masa de agua debería ser suficiente para cubrir gran parte de las necesidades energéticas del continente africano de esa época.

El nuevo y ampliado Lago Chad contaría con un efluente por el norte: un canal que atravesaría el actual territorio de Argelia para conectar con el gran lago salado de Túnez (Chott el-Jerid) y desembocar en el Mediterráneo, en el Golfo de Gabes.

Atlantropa

El proyecto del Lago Central de África está estrechamente ligado al de otra extravagante idea de Sörgel conocida como Atlantropa (ver imagen superior). Esta consistía en desecar el Mediterráneo occidental gracias a la construcción de un colosal dique en el Estrecho de Gibraltar y otros dos en el Estrecho de Messina y en el brazo de mar que separa Sicilia de Túnez.

El agua del Mediterráneo sería trasvasada hacia el interior de África a través de una serie de canales artificiales. El descenso del nivel del agua, estimado en un 20% según los planes del alemán, daría lugar a nuevas áreas de tierra  ganadas al mar que podrían ser destinadas a la explotación agrícola.

La bajada del nivel del mar sería todavía más acentuada en el Mediterráneo Oriental. Como consecuencia de ello, el Mar Adriático prácticamente desaparecería. Por otra parte, habría sido necesaria una ampliación del Canal de Suez hacia el norte.

Los alocados proyectos de Herman Sörgel no lograron el apoyo necesario para convertirse en realidad, ni por parte del III Reich (cuyas aspiraciones expansionistas tenían su punto de mira en Europa del Este) ni por los gobiernos de los estados europeos después de la II Guerra Mundial.

 

Categorías: África