Geografía

Inicio África, Geografía general Los lagos desaparecidos del Sáhara

Los lagos desaparecidos del Sáhara

Publicado por Daniel Terrasa

lagos sahara

A pesar de ser hoy el desierto más grande del mundo, en épocas no muy remotas el Sáhara fue una región verde y húmeda, donde llegó a haber grandes lagos. Esto ocurrió hace unos 10.000 años, según los paleogeógrafos, durante un periodo conocido como «Sáhara verde» que podría haberse prolongado durante varios milenios.

Durante ese periodo, las precipitaciones que habría recibido el Sáhara habrían sido hasta 20 veces más abundantes que las de hoy, las cuales oscilan entre 30 y 150 mm anuales, con amplias áreas donde se registran precipitaciones nulas.

El mapa que ilustra este artículo es meramente especulativo, aunque está elaborado a partir de los rastros que han dejado los ríos y depresiones de la región, hoy desaparecidos o reducidos en el mejor de los casos a wadis y lagunas saladas secas.

Se ha demostrado la existencia de un gran lago subterráneo bajo las arenas saharianas. Su extensión estimada es de 350 kilómetros cuadrados, aunque en tiempos pasados podría haber sido mucho mayor. Además, antiguos documentos de la época griega, así como las evidencias arqueológicas, apuntan a que en el interior de o que hoy es un árido desierto hubo asentamientos humanos junto a los cauces fluviales.

Vestigios del Sáhara Verde

De aquellas cuencas fluviales y lagos del pasado todavía permanecen algunos vestigios notables, sobre todo en las regiones más periféricas.

El más importante es sin duda el lago Chad, en la frontera entre el Sáhara y el Sahel, que se encuentra en un proceso de desecación aparentemente imparable. En su momento de máximo esplendor, este lago habría podido tener un tamaño casi diez veces mayor al actual. Algunos lo han denominado el «Megachad».

Más al norte, cerca de la costa mediterránea, la cadena de chotts o lagos salados que se extienden entre Argelia y Túnez habrían constituido un único cuerpo de agua que incluso podría haber formado parte del Mediterráneo en forma de golfo. La misma situación se podría haber dado al sur de la Cirenaica con un lago o mar semicerrado.

Ya en Egipto, lo que es hoy la Depresión de Qattara con toda seguridad fue un gran lago alimentado por las aguas del Nilo desde el este a través de un efluente.

Lagos desaparecidos

En cambio, en las regiones centrales del Sáhara los vestigios de los antiguos lagos han desaparecido casi por completo. En cualquier caso, tomando como base estudios paleoclimáticos y geográficos, sí se puede afirmar que hubo algunos lagos de tamaño considerable:

sahara lakes

El Lago de Magreb, taque se habría extendido en lo que hoy es el sur de Marruecos, Argelia y el norte de Mauritania, podría haber sido casi tan grande como el Lago Chad hace 10.000 años, aunque muchos menos profundo. Se le conoce también como el Lago Ahnet. También habría tenido características similares el Lago de Fezzan, en lo que hoy es el árido y seco interior de Libia.

Pero hay que señalar que, a diferencia de los cuerpos de agua citados en el apartado anterior, la existencia de real de estos lagos desaparecidos, así como su verdadero tamaño y sus características, es actualmente objeto de controversia enter la comunidad científica.