Geografía

Inicio Asia, Hidrografía, Tailandia Golfo de Tailandia

Golfo de Tailandia

Publicado por Daniel Terrasa

golfo de tailandia

El Golfo de Tailandia, llamado también Golfo de Siam, se encuentra en la porción más occidental del Mar de China Meridional. Tiene una extensión de 320.000 kilómetros cuadrados, con una longitud de 800 kilómetros y una anchura de 560 kilómetros.

Recibe su nombre de Tailandia, cuyas costas delimitan el golfo por norte, el oeste y el suroeste. Al noroeste limita con las costas de Camboya y Vietnam, por el este con el resto del Mar de China Meridional (a través de la línea que conecta el Cabo Bai Bung, al sur de la desembocadura del río Mekong hasta la ciudad de Tumpat en Malasia) y por el sur con la costa septentrional de la Península Malaya. En el extremo norte del golfo se encuentra la Bahía de Bangkok, en la desembocadura del río Chao Phraya.

La profundidad media del golfo es de 58 metros, siendo su punto de profundidad máxima de 85 metros. Las grandes aportaciones fluviales hacen que la salinidad sea relativamente baja, especialmente en las zonas litorales. Los principales ríos que desembocan en estas aguas son: el Chao Phraya, el Mae Klong, el Bang Pakong  y el Tapi.

El litoral del golfo está salpicado por numerosas bahías. Algunas de las más importantes son las bahías de Bangkok, Kompong Som y Bandón.

koh samui

También hay numerosas islas, la mayor parte de ellas localizadas cerca de la costa. En el arco septentrional destacan por su tamaño las islas tailandesas de Ko Samet, Ko Chang y Ko Kut. En la región de la península malaya hay islas muy famosas desde el punto de vista turístico como Ko Phangan y Ko Samui. También hay que mencionar la isla de Dao Phu Quoc, al este, bajo dominio vietnamita, aunque reclamada por Camboya. Otras islas en disputa en esta región son las de Ko Kra y Ko Losin, reclamadas tanto por Tailandia como por Malasia.

Economía

Además de la pesca, que se encuentra en declive, el turismo es la principal actividad económica de la región del Golfo de Tailandia. Las playas y el clima tropical son los principales reclamos para los viajeros que visitan sus islas y costas. También la naturaleza atrae a muchos visitantes: el avistamiento de ballenas y otros cetáceos, además del submarinismo en los arrecifes coralinos del golfo.

Sin embargo, esta fuente de riqueza se encuentra en la actualidad gravemente amenazada por los problemas medioambientales y de contaminación.

La calidad del agua se ha deteriorado de forma considerable en las últimas décadas debido a la presencia masiva de plásticos y al vertido accidental de hidrocarburos. Por otra parte, la tala masiva de manlgares costeros ha acelerado el proceso de erosión de la línea litoral, que se ha retraído de forma muy importante en los últimos años.