Geografía

Inicio Europa, Italia, Unión Europea Llanura Padana

Llanura Padana

Publicado por Daniel Terrasa

padania

La Llanura Padana, Padania o Valle del Po es una llanura aluvial que conforma una región geográfica perfectamente delimitada en el norte de Italia. Su área de extensión es de aproximadamente 48.000 kilómetros cuadrados. La región limita al norte y al oeste con los Alpes, al sur con los Apeninos y al este con el Mar Adriático.

El Valle del Po, que es la llanura más grande del sur de Europa, ocupa partes de las siguientes regiones italianas: Piamonte, Lombardía, Emilia-Romagna, Véneto y Friuli-Venezia Giulia.

El nombre de Llanura Padana proviene del latín padanus, que a su vez es un derivado del hidrónimo Padus (río Po).

La Padania está drenada por el Po (el río más largo de Italia con 652 kilómetros de longitud) y sus afluentes, además de otros ríos como el Adige, el Breno, el Piave o el Tagliamento. La llanura se divide en dos subregiones denominadas Alta y Baja Padania, nombres que hacen referencia a la altitud, no a la latitud. La Baja Padania se caracteriza por la presencia de pantanos y marismas.

El clima del Valle del Po es de tipo mediterráneo, con inviernos lluviosos y veranos muy calurosos. La pluviosidad incide en los altos niveles de caudal de este río (1.540 m³/s). Los suelos son muy fértiles.

El término Padania también tiene connotaciones políticas en referencia a la histórica división entre el norte y el sur de Italia. Algunos movimientos, como la Lega Nord, se han apoyado en esta idea para reivindicar (sin éxito) la secesión de esta parte del país y la creación de un hipotético estado denominado Padania.

Población y economía

En la región de Padania viven cerca de 20 millones de personas, con ciudades tan importantes como Milán, Turín y Génova. Estas conforman un potente triángulo demográfico e industrial.

 En segunda línea hay una serie de ciudades de tamaño mediano-grande como Bérgamo, Brescia, Bolonia, Módena, Padua, Parma, Piacenza, Reggio Emilia o Verona. Todas ellas son destacados centros industriales rodeados a su vez de un importante hinterland agrícola y ganadero.

El sector industrial es claramente predominante. En torno a él giran el resto de actividades económicas. Los principales cultivos de la región del Po son el trigo y el maíz, así como otros cultivos destinados a la industria de transformación, como la remolacha azucarera. La ganadería de vacuno y porcino también tiene un gran peso. Otras actividades económicas clave de la zona son la banca y el turismo.

La economía padana, que es al mismo tiempo el gran motor económico de Italia, se ha podido desarrollar gracias a la fertilidad del suelo, un relieve llano que facilita las comunicaciones y la proximidad geográfica de los mercados extranjeros.

La parte negativa de este desarrollo es el problema de la contaminación, principalmente la polución de las aguas del Po (que ha descendido en las últimas décadas) y los episodios de smog en las grandes ciudades como Milán.