Geografía

Inicio Europa, Grecia, Unión Europea Canal de Corinto

Canal de Corinto

Publicado por Daniel Terrasa

El Canal de Corinto es una vía marítima artificial que conecta las aguas del Mar Egeo, a la altura del Golfo Sarónico, con las del Mar Jónico, en el Golfo de Corinto. Tiene una longitud de 6,3 kilometros, una anchura máxima de 21 metros y una profundidad de 8 metros.

Fue abierto en 1893 sobre el Istmo de Corinto, que conecta la Península del Peloponeso con el resto de Grecia. Por esa razón, muchos geógrafos consideran que a partir de esa fecha el territorio del Peloponeso dejó de ser una peníncula para ser considerado una isla, aunque esta tesis está poco aceptada.

La construcción del canal fue dirigida el ingeniero húngaro István Türr siguiendo el proyecto del francés Ferdinand de Lesseps, artífice del Canal de Suez. Su inauguración supuso un gran ahorro de tiempo y recursos para el transporte marítimo, que evita de este modo más de 700 kilómetros de ruta roedeando las costas del Peloponeso.

Esta ambiciosa obra de ingeniería ya se intentó acometer en el siglo VI a.C. por el tirano de Corinto, Periandro. Más tarde, en el siglo I d.C., se volvió a intentar en la época del emperador romano Nerón. Tabién lo intentaron lso venecianos en el siglo XVII, sin éxito. En todos casos el proyecto fracaso debido a las dificultades técnicas y los grandes gastos que suponía.

Estructura del canal

A diferencia de otra sobras similares como pos ejemplo el Canal de Panamá, en el caso de Corinto la construcción no requirió de la creación de esclusas, ya que apenas eiste desnivel entre los accesos de entrada y salida, en los puertos de Istmia (oeste) y Poseidonia (este).

En ambos extremos del canal se instalaron puentes sumergibles para permitir el tráfico rodado entre el Peloponeso y la Grecia continental.

De este modo, el canal se trazó como una gran línea recta entre ambas costas. Su tramo central, el más estrecho, tuvo que ser excavado en la roca, por lo que a ambos lados se levantan gruesos muros casi verticales que alcanzan hasta 90 metros de altura. En canal es en realidad bastante angosto y no permite el paso de embarcaciones grandes: su anchura máxima debe ser de 17,6 metros y su calado no debe superar los 7,3 metros. Los más grandes son arrastrados por un remoclcador, tal como se muestra en la imagen superior.

En la actualidad el paso por el Canal de Corinto, gestionado por el estado griego, es apenas usado por embaraciones mercantes, aunque sí por barcos turísticos. Se calcula que cada año navegan por el canal unos 11.ooo barcos.

Grecia gasta cada año millones de euros en trabajos de mantenimiento del canal. Parte de estos esfuerzos se destinan al dragado del lecho del canal, pero el gasto más importante se dirige a reforzar los muros de contención de las paredes del canal, a fin de evistar deslizamientos y desprendimientos de roca.

Estos incidentes suceden con relativa frecuencia, ya que las paredes de caliza son bastante inestables y la zona dode se ubica el Canal de Corinto es sísmicamente muy activa.

Categorías: Europa, Grecia, Unión Europea