Geografía

Canal de La Mancha

Publicado por Daniel Terrasa

El Canal de la Mancha es un brazo estrecho del Océano Atlántico que separa la costa sur de Inglaterra del continente europeo (la costa francesa). Es conocido en inglés como English Channel y en francés como La Manche.

Su superficie es de aproximadamente 75.000 kilómetros cuadrados y su anchura varía desde los 180 kilómetros en su parte central-occidental hasta los 33 kilómetros en su extremo oriental, también conocida como el Estrecho de Dover o Paso de Calais. Su longitud es de 580 kilómetros y su profundidad media de 54 kilómetros. Su punto más profundo es Hurd Deep (172 m).

La denominación de «canal», que se viene utilizando desde el siglo XVIII, apareció por primera vez en las cartas marinas holandesas. Sus nombre anterior más usado fue el de Oceanus Britannicus o Mar Británico.

Desde un punto de vista geológico, el Canal de la Mancha se formó en fechas relativamente recientes (hacia el 6.500 a.C.), cuando desapareció el último nexo por tierra que conectaba ambas costas a la altura de Dover-Calais.

Su importancia histórica ha sido enorme. Al ser una barrera natural entre las Islas Británicas y el continente, ha sido fundamental para la defensa de Inglaterra ante invasiones en la época de Napoleón o durante la II Guerra Mundial, por ejemplo.

Las mareas en el Canal de la Mancha son las más fuertes de Europa. La parte central experimenta mareas semidiurnas (dos veces al día) en los que el nivel del mar puede variar hasta 6 metros.

Costa británica

El punto más occidental del Canal de la Mancha por el norte es el archipiélago de las islas Scilly. De oeste a este, esta parte del mar baña los condados ingleses de Cornualles, Devon, Dorset, Hampshire, West Sussex, East Sussex y Devon.

Sus accidentes geográficos más destacados son el Cabo Lizard, la Bahía de Lyme y la isla de Wight. A lo largo de la costa se suceden largas playas y acantilados tan espectaculares como los de Dover (foto de arriba).

Los principales puertos de la orilla británica del Canal son: Plymouth, Bournemouth, Southampton, Portsmouth, Brighton y Dover.

Costa francesa

Se extiende desde la isla de Ouessant al oeste hasta el Paso de Calais. El litoral francés del Canal comprende las regiones de Bretaña, Normandía y Picardía.

La zona occidental es más recortada, donde se encuentran entrantes como el Golfo de Saint-Maló o la Península de Contentin. También en este sector emergen las islas anglo-normandas bajo soberanía británica (Guernsey, Jersey,  Sainte Anne. La Rade…), así como algunas pequeñas islas cercanas a la costa como las de Batz y Bréhat. Hacia el este la costa se vuelve más suave y continua, donde largas playas (en la foto de arriba, la de Arromanches-sur-Mer) se concatenan con zonas de altos acantilados como los de Étretat.

Los grandes puertos de la orilla francesa del Canal son: Saint-Brieuc, Saint-Maló, Cherbourg, Le Havre, Dieppe y Calais.

Economía del Canal de la Mancha

Al ser una vía de conexión entre el Océano Atlántico y el Mar del Norte, en el Canal abundan muchas especies de gran interés para la industria pesquera, que todavía tiene una gran importancia en ciertas regiones como Bretaña. Por otra parte, el clima oceánico moderado, unido a la abundancia de grandes playas de arena, ha propiciado el desarrollo del turismo en ambas costas.

En el Canal de la Mancha existen importantes rutas marítimas de transporte de carga y pasajeros. Cientos de embarcaciones atraviesan diariamente el estrecho de Dover en ambas direcciones. En 1994 fue inaugurado el Eurotúnel, una vía terrestre (carretera y ferrocarril) que atraviesa el Canal por debajo del lecho marino. Sus terminales se encuentran en Folkestone (Reino Unido) y Calais (Francia).

Categorías: Europa, Geografía regional, Hidrografía