Geografía

Inicio Hidrografía Mar del Scotia

Mar del Scotia

Publicado por Daniel Terrasa

El Mar del Scotia es el mar más meridional del Océano Atlántico. Su extensión es de unos 900.000 kilómetros cuadrados.

Limita al este con el Pasaje de Drake; al norte con las islas Malvinas; al oeste con las islas Sandwich del Sur; al sur con el Mar de Weddell.

El nombre de este mar procede del buque británico Scotia, que bajo el mando de William S. Bruce cartografió esta región del Atlántico entre los años 1902 y 1904.

Sin embargo, en Argentina, el Mar de Escocia se considera parte del Mar Argentino, ya que varios territorios reclamados por este país, como Georgia del Sur y las Islas Malvinas, se encuentran dentro de esta región.

La parte oriental del Mar del Scotia es menos profunda que la occidental., donde se alcanzan cotas de profundidad superiores a los 5.800 metros. La media de profundidad de este mar está en torno a los 4.500 metros.

Su lecho marino se halla en una zona de confluencia de las placas tectónicas sudamericana y antártica, por tanto se trata de una región de alta actividad sísimica que ha registrado fuertes terremotos en las últimas décadas.

Debido a la lejana presencia de las costas continentales, las corrientes marinas del Mar de Scotia se mueven sin obstáculos siguiendo el sentido de las agujas del reloj alrededor del continente antártico.

La mitad meridional del Mar del Scotia está completamente cubierta de hielo durante el invierno austral. La presencia de icebergs supone un importante obstáculo para la navegación.

Junto al hielo, el otro gran riesgo para la navegación en el Mar del Scotia son los fuertes vientos que soplan de oeste en dirección este entre los paralelos 50º S y 60º S. Estos vientos, conocidos en el mundo náutico como los «cincuenta aulladores» (howling fifties), fueron ya descritos en el siglo XVI por el propio Magallanes y se asocian a fuertes tormentas.

Vida salvaje

Flora

Las islas Georgia y Sandwich del Sur, al igual que las Malvinas, se hallan en la zona climática subantártica. La escasa vegetación que crece en ellas es de tipo tundral. Más al sur, las islas Orcadas del Sur y Shetlands del Sur, donde reina un clima polar, sólo crecen líquenes, musgos y algas.

Fauna

Las costas insulares y los farallones son el hábitat de numerosas especies de aves como petreles, gaviotas y hasta cuatro especies diferentes de albatros. Las especies de pingüinos que se encuentran en estas aguas incluyen el Pingüino Emperador, el Pingüino de barbijo, el Pingüino gentú, el Pingüino de Adelia y el Pingüino de penacho amarillo.

Entre los mamíferos marinos cabe destacar la Foca de Weddell, la Foca leopardo, el Elefante Marino del Sur y la Foca Cangrejera.

Categorías: Hidrografía