Geografía

Inicio Hidrografía Mar de Labrador

Mar de Labrador

Publicado por Daniel Terrasa

El Mar de Labrador forma parte del Océano Atlántico Norte. Se ubica entre las costas canadienses de la Península de Labrador (de la cual toma su nombre) y la isla de Groenlandia al noroeste.

Se comunica al oeste con la Bahía de Hudson a través del Estrecho de Hudson y al norte con la Bahía de Baffin a través del Estrecho de Davis.

El Mar de Labrador ocupa una superficie aproximada de 840.000 kilómetros cuadrados. Sus dimensiones son de unos 1.000 kilómetros de norte a sur y cerca de 900 kilómetros de este a oeste.

Su profundidad media es de unos 1.900 metros, aunque en su punto más profundo, ubicado en en su mitad meridional, alcanza los 4.316 metros.

La temperatura media del agua varía entre los −1 ° C  en invierno y los 5–6 ° C en verano. La salinidad es relativamente baja (31-35 partes por mil).

Dos tercios del mar están cubiertos de hielo en invierno. Las mareas son semi-diurnas, es decir, ocurren dos veces al día, alcanzando desniveles de hasta 4 metros.

Existe en el Mar de Labrador una circulación de agua en sentido contrario a las agujas del reloj. Se inicia por la Corriente del Este de Groenlandia y continúa por la Corriente del Oeste de Groenlandia, que trae aguas más cálidas y salinas hacia el norte, a lo largo de las costas de Groenlandia hasta la Bahía de Baffin.

Por otro lado, la Corriente de la isla de Baffin y la Corriente de Labrador transportan agua fría y menos salina hacia el sur a lo largo de la costa canadiense. Estas corrientes transportan numerosos icebergs y, por lo tanto, dificultan la navegación y la exploración de los campos de gas ubicados en el lecho marino.

El Mar de Labrador forma parte de la ruta marítima del Paso del Noroeste.

Vida salvaje

El norte y el noroeste del mar de Labrador están cubiertos de hielo entre los meses de diciembre y junio. El hielo a la deriva sirve como hábitat a varias especies de focas en primavera. En el Mar de Labrador habitan numerosas especies de mamíferos marinos entre las que destacan la ballena beluga, la ballena minke, la ballena nariz de botella y la ballena sei. 

Entre los peces, destaca el salmón del Atlántico y otra especies de gran valor para la pesca como el bacalao, el eglefino, el arenque del Atlántico, el capelán y la langosta. La fauna marina es más abundante en el sur, a pesar de que muchas especies han sido esquilmadas por la pesca indiscriminada.

En las costas de Canadá se encuentran importantes colonias de animales terrestres como el lobo de Labrador, el alce, el caribú, el oso negro, el zorro rojo, el urogallo, el águila pescadora así como diversos tipos de patos y gansos. El pato de Labrador, especie muy característica de la región, se extinguió a finales del siglo XIX.

 

Categorías: Hidrografía