Geografía

Bahía de Hudson

Publicado por Daniel Terrasa

A pesar de su nombre, la Bahía de Hudson es en realidad un mar interior (aunque no cerrado) situado en el centro-este de Canadá.

Tiene una superficie de 1.230.000 kilómetros cuadrados, con una longitud de norte a sur de cerca de 1.000 kilómetros y una anchura máxima de 700 kilómetros.

Su media de profundidad es de 125 metros, llegando a alcanzar los 257 m en su punto más profundo.

La Bahía de Hudson está concetada con el Mar de Labrador (Océano Atlántico) por el noreste, a través del Estrecho de Hudson, y con el Ártico a través del Canal de Foxe.

Debe su nombre al explorador inglés Henry Hudson, el primer europeo que se adentró en estas aguas en el año 1610.

Las aguas de la Bahía de Hudson bañan cuatro provincias canadienses: Manitoba por el oeste, Ontario al sur, Québec al oeste y Nunavut al norte.

Costas e islas

La costa occidental de la Bahía de Hudson forma un gran arco. El litoral es generalmente rectilíneo y poco accidentado, salvo en la parte septentrional, donde se ubica una serie de pequeños fiordos. Por el norte la bahía está cerrada por una barrera de grandes islas: Southampton (que es la de mayor tamaño), Coats y Mansel.

ríos Thlewiaza, Seal, Churchill, Severn, Nelson y Winisk

La costa oriental se caracteriza por la presencia cercana de pequeños grupos insulares (los archipiélagos de Ottawa, Sleeper Islands, Nastapoka, King George y Belcher) y por el llamado Arco de Natapoka, que podría ser el cráter de un meteorito que habría impactado en la región hace millones de años.

Al sur, la Bahía de Hudson se estrecha considerablemente y forma una pequeña bahía interior (James Bay), donde se encuentra la isla de Akimiski.

Hidrografía

La baja salinidad de la Bahía de Hudson se debe a la gran cantidad de ríos que desaguan en sus costas. Por el oeste cabe mencionar a los ríos Thlewiaza, Seal, Churchill, Severn, Nelson, Winisk, Attawapiskat y Albany; por el este destacan las aportaciones fluviales de los ríos Kogaluc, Nastapoka, Great Whale, La Grande, Eastmain, Ruppert y Nottaway.

Las aguas de la bahía se congelan en noviembre-diciembre y el hielo persiste hasta mayo-junio. De esta manera, sus aguas sólo son navegables durante la mitad del año, aunque de manera limitada por la presencia de grandes masas de hielo flotante.

Flora y fauna

Las aguas de la Bahía de Hudson contienen una gran cantidad de sales nutrientes disueltas, ya que las algas unicelulares crecen rápidamente en las capas superiores iluminadas. Los pequeños crustáceos ocupan las aguas abiertas y forman una fuente de alimento para moluscos, erizos de mar, estrellas de mar y gusanos, junto con muchos otros invertebrados que viven en el fondo.

Hay muchas especies de peces como el bacalao, el halibut o el salmón; entre los mamíferos marinos destaca la foca anillada, la foca barbudas, la foca de Groenlandia y la morsa, así como varias especies de delfines y orcas. En las orillas abundan los osos polares, principal depredador de las focas. También hay grandes herbívoros como caribúes.

Cerca de 200 especies de aves se reúnen en las costas e islas: patos, gaviotas, eiders, bribones, gansos de nieve, cisnes, lavanderas, lechuzas y cuervos.

Categorías: América, Canadá, Geografía regional, Hidrografía