Geografía

Inicio Arabia Saudí, Asia, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Yemen Desierto de Rub’ al-Khali

Desierto de Rub’ al-Khali

Publicado por Daniel Terrasa

El Desierto de El Rub’ al Khali se extiende en la zona interior de la mitad meridional de la Península Arábiga. Su extensión es de unos 650.000 kilómetros cuadrados repartidos entre cuatro países: Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Omán y Yemen.

El nombre de este desierto es árabe significa «cuarto vacío», ya que ocupa una gran zona deshabitada en la que también la vida animal y vegetal es casi inexistente.

En realidad, existen ciertos asentamientos puntuales de tipo esporádico cerca de las zonas de extracción de petróleo como los de Shaybah y Ghawar, en el norte. También hay algunas rutas de los beduinos nómadas que atraviesan las zonas marginales del desierto.

Antes de que el proceso de desertificación se intensificara hasta hacer de esta región prácticamente inhabitable, en Rub’ al-Khali pudo haber pequeños asentamientos humanos a lo largo de las rutas comerciales que recorrieron la zona hasta hace aproximadamente 2.000 años.

El desierto tiene casi 1.000 kilómetros de longitud (en sentido este-oeste) y unos 500 kilómetros de anchura (norte-sur). La elevación media es de cerca de 800 metros sobre el nivel del mar. Prácticamente toda su superficie está cubierta de grandes sistemas dunares. Algunas dunas alcanzan alturas de hasta 250 metros.

También existen algunas llanuras saladas. Una de las más grandes es Umm al Samim en el extremo oriental del desierto.

Obviamente, el clima de Rub’ Al-Khali es de tipo desértico. El índice anual de precipitaciones se sitúa en torno a los 35 milímetros, aunque hay amplias zonas que no reciben lluvia durante todo el año. Las temperaturas máximas diarias se sitúan en torno a los 47 ° C en julio y agosto, llegando a superar los 55 ° C. En invierno las medias son más bajas y en la noche se suelen registrar heladas.

Flora y fauna

Hace unos 5.000 años en la región de Rub’ al-Khali existieron algunos lagos alrededores de los cales se desarrollaron importantes ecosistemas. Los restos fósiles indican la presencia de varias especies animales como hipopótamos y búfalos de agua, así como diversos tipos de plantas y algas.

En la actualidad, la biodiversidad del desierto es muy limitada. La fauna local está compuesta por varias especies de arácnidos, incluidos escorpiones y varios pequeños roedores.

Uno de los animales más emblemáticos de Rub’ al-Khali es el guepardo asiático (en la imagen superior), que hasta hace sólo unos siglos estaban extendidos por toda Arabia, y que hoy solamente se encuentran aquí. La flora se limita a ciertos tipos de arbustos xerófilos, más abundantes en la mitad oriental.

Categorías: Arabia Saudí, Asia, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Yemen