Geografía

Inicio Geografía general Islas Aurora

Islas Aurora

Publicado por Daniel Terrasa

aurora islands

Se conoce con el nombre de Islas Aurora a un grupo de escollos situados en el Atlántico Sur, en el Arco de las Antillas Australes, a unos 230 kilómetros al oeste de la Georgia del Sur. También es el nombre de un archipiélago documentado en varios mapas antiguos y avistado por una serie de navegantes a lo largo de la historia, lo cual ha dado lugar a diversas interpretaciones: desde un simple mito hasta la posibilidad de la existencia del fenómeno natural de islas intermitentes en esta región.

Las Islas Aurora reconocidas oficialmente forman parte de las tierras emergidas de la Dorsal del Scotia y están formadas por dos grupos: las Rocas Cormorán (Shag Rocks) al oeste y la Roca Negra (Black Rock) al este. Estos territorios se encuentra bajo dominio británico, aunque Argentina mantiene una reclamación de soberanía sobre ellas.

El nombre de Aurora proviene del navío español del mismo nombre comandado por José de la Llana, quien las avistó por primera vez en el año 1762.

Estos islotes, completamente deshabitados, presentan un relieve vertical que alcanza un máximo de 72 metros sobre el nivel del mar. Están rodeados de arrecifes y escollos menores, por lo que resulta casi imposible acercarse a ellos dadas las habituales condiciones de oleaje de la zona. En invierno están cubiertos por una capa de hielo.

Descubrimiento y mito

Dos siglos antes del descubrimiento oficial, se registraron varios avistamientos de islas en la misma latitud y longitud donde se hallan hoy las Islas Aurora. El primero de ellos fue el de mismísimo Américo Vespuccio en 1504, quien las describió como una «costa salvaje» de unos 100 kilómetros de longitud.

aurora islas

Tras el descubrimiento oficial por parte del navío Aurora, otra expedición española (esta vez la de Alejandro Malaspina) zarpó desde las Malvinas con el objetivo de explorar y cartografiar el esquivo archipiélago. El 21 de febrero de 1762 intentó sin éxito desembarcar en una isla de grandes dimensiones coronada por una gran montaña helada que formaba parte de un grupo de tres.

Otro nuevo intento de llegar a las Islas Aurora tuvo lugar en 1827, esta vez por parte del explorador británico James Weddell. Fue él quien concluyó que en realidad esas misteriosas islas no eran otra cosa que las Shag Rocks.

El último avistamiento de las Islas Aurora tuvo lugar en el año 1856 por parte del capitán de un barco británico, el Helen Baird, quien apuntó en su diario de bitácora haber visto unas islas cubiertas de nieve más allá de las Shag Rocks. Actualmente muchos geógrafos creen que los avistamientos pudieron haber sido fruto de la confusión con un grupo de grandes icebergs.