Geografía

Inicio Australia, Oceanía El Outback australiano

El Outback australiano

Publicado por Daniel Terrasa

El desierto interior de Australia es conocido como Outback. Esta denominación incluye una vasta región muy árida y escasamente poblada que ocupa gran parte del centro y el oeste de la isla-continente.

El Outback está profundamente arraigado en la herencia, la historia y el folclore australianos. Los australianos suelen usar diversas denominaciones para referirse a él: Back, Back of Beyond e incluso Never-Never para referirse a las zonas más remotas.

Como principales rasgos definitorios de esta región, hay que mencionar los siguientes: un índice de densidad de población humana muy bajo, un entorno natural en gran parte intacto y un clima seco muy árido, que determina el tipo de vegetación.

Dentro de la región del Outback, cuyos límites son difusos, se distinguen varias subregiones. Por ejemplo, la parte central es conocida como «centro rojo», nombre que hace referencia al color ferruginoso de sus suelos.

Los aborígenes australianos llevan habitando diversas zonas del Outback desde hace unos 50.000 años. Los primeros exploradores europeos no prestaron atención a esta zona de Australia, ya que priorizaron el asentamiento en otras regiones más accesibles y fértiles.

A mediados del siglo XIX tuvieron lugar numerosas expediciones al interior de la isla para establecer rutas por tierra entre las localidades costeras del norte y del sur. A pesar de los esfuerzos del gobierno australiano desde entonces hasta hoy, los asentamientos humanos siguen siendo escasos y únicamente motivados por intereses económicos muy concretos, como por ejemplo los establecimientos mineros.

Flora y fauna

El Outback es reconocido mundialmente como una de las áreas naturales intactas más grandes que quedan en la Tierra junto con los bosques boreales y las regiones de tundra en América del Norte, los desiertos del Sahara y Gobi y los bosques tropicales de las cuencas del Amazonas y el Congo.

Sin embargo, no se trata de una región uniforme, sino que ofrece una gran variedad climática y geológica  con diferentes subregiones.

La vida silvestre se encuentra bien adaptada al medio. Entre las especies más representativas destacan los canguros rojos y los dingos, que abundan en las zonas de bosque bajo. Abundan también las aves, sobre todo en las zonas cercanas a los pozos y los escasos cursos de agua. Las especies de serpientes y lagartos son muy diversas.

Entre las especies introducidas por los europeos hay que mencionar a los camellos afganos, los caballos salvajes (brumbies), así como a jabalíes, zorros, gatos, cabras y conejos. A menudo la introducción de especies foráneas ha causado graves desequilibrios ecológicos en el Outback y otras partes de Australia.

Demografía y economía

La población del Outback se estima en unos 650.000 habitantes, de los cuales una quinta parte son aborígenes.

Hasta fechas recientes, la única actividad económica de la zona ha sido la minería. El subsuelo del Outback es rico en  rico en hierro, aluminio, manganeso y uranio. También contiene importantes depósitos de plomo, zinc, oro, níquel y cobre.

Destacan las áreas mineras de Broken Hill , Tennant Creek  y Olympic Dam, así como la mina de diamantes Argyle en Kimberley. La economía de la región de Pilbara está dominada por las industrias minera y petrolera.

Categorías: Australia, Oceanía