Geografía

Inicio Europa, Islandia La Fisura de Silfra

La Fisura de Silfra

Publicado por Daniel Terrasa

silfra

La Fisura de Silfra, también conocida como grieta o fractura de Silfra, es una sección de la falla divergente que separa las placas tectónicas de América del Norte y Eurasia. La fisura se encuentra en el lecho del lago Pingvallavatn, dentro de los límites del Parque nacional Pingvellir, en Islandia.

Tanto el lago como el valle en el que se encuentra se formaron hace millones de años a causa de la deriva tectónica divergente de ambas placas, las cuales se separan todavía hoy a un ritmo aproximado de 2 centímetros al año. Este movimiento es el origen de los regulares movimientos sísmicos que se registran en tierras islandesas, que suelen tener lugar cada diez años.

La dorsal mesoatlántica atraviesa el subsuelo de Islandia, dividiendo su territorio en dos partes: el norte y el oeste en la placa norteamericana y el sur y el este en la placa euroasiática. Al norte de Silfra, la falla forma un brazo independiente que se prolonga hacia el oeste y hacia el sur.

La fisura de Silfra conecta el lago con un acuífero subterráneo alimentado por las aguas de deshielo del glaciar Langjökull, el segundo más grande de Islandia, que se localiza unos cincuenta kilómetros más al norte.

silfra

La extrema nitidez de las aguas de Silfra son un fuerte reclamo para los aficionados al buceo y al esnórquel. Hay tres sitios de buceo principales: Silfra Hall, una fosa vertical de 100 metros de profundidad, Silfra Cathedral y Silfra Lagoon. La temperatura del agua oscila entre los 2º C y los 4 °C. Además de esto, el gran atractivo turístico de Silfra es la posibilidad de bucear en una grieta que se abre entre dos continentes: Europa y América.

La Dorsal Mesoatlántica

La Fisura de Silfra se ubica en el extremo septentrional de la Dorsal Mesoatlántica, que se extiende a lo largo de 2.350 kilómetros desde la Dorsal de Gakkel en el Océano Ártico hasta el Triple Punto de Bouvet, en aguas antárticas. Es una zona de gran actividad sísmica.

dorsal atlántica

En realidad, la sección islandesa, también llamada Dorsal Rejkanes, es la más importante de las partes de la dorsal que alcanza la superficie (otras están en las Azores, la Isla Ascensión, Tristan de Cunha y otras islas). El resto se encuentra sumergido a una profundidad que oscila entre 3.000 y 5.000 metros. La dorsal forma una cordillera submarina cuyas montañas alcanzan una altura de hasta 1.500 metros, todas ellas sumergidas.

La Dorsal Atlántica está dividida en dos partes: norte y sur, separadas por la Fosa de Romanche, a la altura de la línea del ecuador, que se hunde a una profundidad de 7.758 metros.