Geografía

Inicio Europa, Reino Unido Isla de Man

Isla de Man

Publicado por Daniel Terrasa

La isla de Man es un territorio de 572 kilómetros cuadrados sitiado en el Mar de Irlanda, a una distancia casi exactamente igual de las costas de Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte. Su longitud de norte a sur es de 52 kilómetros y su anchura máxima de este a oeste de 22 kilómetros.

Su punta más septentrional es la Punta de Ayre, mientras que el que está situado más al sur es el Cabo de Spanish Head. Su litoral es abrupto, con pocos puertos naturales. Los más importantes son la Bahía de Douglas en la costa oriental, donde se encuentra el principal puerto y capital de la isla, y la Bahía de Poolvash al sur.

La isla principal está rodeada por algunas islas menores como el grupo formado por Kitterland, Calf of Man, Chicken Rock y The Carrick, al sur. Otros islotes destacados son el de St.Patrick’s al oeste y los de St.Mary’s y St.Michael’s al este.

El relieve de la isla de Man está marcado por una cordillera central que atraviesa la isla de suroeste a noreste, y dos llanuras situadas en los extremos. El punto más elevado de la isla es el Snaefell (621 m).

El clima de la isla es de tipo oceánico lluvioso (Cfb según la Clasificación de Köppen), con temperaturas medias de unos 5º C en invierno y 15º C en verano. El índice anual de precipitaciones es de alrededor de 850 mm.

Geografía humana

La isla de Man es una dependencia de la Corona Británica, aunque cuenta con un Paramento propio (el Tynwald) y un importante nivel de autogobierno con respecto al Reino Unido, con el que le unen estrechos vínculos, pero del que no forma parte.

La población de la isla es de algo más de 83.000 habitantes. De ellos, unos 27.000 viven en la capital Douglas (en la imagen) y otros 10.000 en la cercana localidad de Onchan. La mitad de los maneses han nacido en la propia isla, mientras que el 40% procede de diversos lugares del Reino Unido.

El idioma predominante en la isla es el inglés. Parte de la población habla también el manx, una lengua de origen céltico emparentada con el gaélico, aunque su uso es muy limitado. La religión más practicada es la cristiana anglicana.

La economía de la isla de Man se basa en un tipo de actividades muy concreto que incluye las compañías de seguros, los juegos de azar y los servicios bancarios. Otro pilar importante es el turismo, principalmente de procedencia británica. En cambio, el peso de la agricultura y la pesca, que fueron la columna vertebral de la economía de la isla en el pasado, hoy apenas es relevante.

Este territorio posee una moneda propia, la libra esterlina de la isla de Man. Su baja fiscalidad ha causado que algunos organismos hayan llegado a clasificar temporalmente a la isla de Man como paraíso fiscal.

Categorías: Europa, Reino Unido