Geografía

Inicio América Volcanes de América

Volcanes de América

Publicado por Daniel Terrasa

La distribución geográfica de las zonas volcánicas en el continente americano responden a un patrón perfectamente distinguible cuando se analiza sobre un mapa.

En realidad, salvo algunos conos volcánicos situados en algunas islas del Caribe, los volcanos americanos se encuentran alineados a lo largo de la larga línea de costa del Océano Pacífico, desde Alaska hasta Tierra del Fuego.

Los volcanes americanos forman en realidad un gran arco que abarca la mitad oriental del Cinturón de Fuego del Pacífico.

Fuera de este anillo cabe destacar volcanes de las Antillas como el de Soufrière Hills de la isla de Montserrat (imagen superior) o el Monte Pelée en la isla de Martinica, todos ellos bastante activos. También se ha contabilizado una veintena de volcanes submarinos bajo las aguas caribeñas.

La razón por la que hay volcanes en el arco de las Antillas Menores resulta de la interacción de las placas tectónicas de Norteamérica y del Caribe.

Volcanes de América del Norte

El 80 % de los volcanes de Norteamérica se encuentran en Alaska. Allí destacan por ejemplo el Mount Bona (5.005 m) o el Mount Rainier (4.392 m), enormes estratovolcanes cubiertos de hielo. En el Canadá oriental encontramos el Mount Garibaldi (2.678 m), mientras que en el noreste de Estados Unidos, en el estado de Washington, se encuentra otro gran volcán muy activo, el Mount St. Helens (2.550 m), tristemente famoso por su catastrófica erupción del año 1980.

Lejos de la costa del Pacífico hay que destacar la existencia de la llamada Caldera de Yellowstone, en el estado de Wyoming, donde según muchos vulcanólogos podría producirse una explosión volcánica masiva en las próximas décadas.

Volcanes de América Central

El Arco Volcánico Centroamericano se extiende a lo largo de la costa del océano Pacífico del istmo centroamericano, desde México y Guatemala al norte hasta Panamá al sur.

Entre los volcanes activos más importantes de esta región destacan el el Colima (3.280 m) y el Popcatépetl (5.426 m) en México, que corresponde al de la imagen inferior, el Santa María (3.772 m) en Guatemala, Irazú (3.432 m) en Costa Rica, San Cristóbal (1.745 m) en Nicaragua y Santa Ana o Ilamatepec (2.381 m) en El Salvador, entre muchos otros.

Los volcanes más altos de esta zona se hallan en Guatemala. Entre ellos hay que mencionar a los volcanes Tajumulco (4.222 m) y Tacaná (4.092 m), aunque también a otros de menor altura pero muy activos como Fuego (3.763 m), Pacaya (2.552 m) o Santiaguito (2.550 m).

Volcanes de América del Sur

Toda la Cordillera de los Andes, desde Colombia hasta Chile, está salpicada de numerosos volcanes, algunos de ellos muy activos y peligrosos.

En tierras colombianas hay que destacar al volcán Galeras (4.276 m) y al Nevado de Ruiz (5.364 m) entre muchos otros, y en Ecuador al Tungurahua (5.092 m) y al icónico Cotopaxi (5.897 m). Por su parte, en Perú el Ubinas (5.670 m) está considerado como el más activo.

En Chile se estima que hay cerca de un centenar de volcanes activos, de los cuales los más importantes son el Vilarrica (1.847 m), el Calbuco (2.003 m) y, justo en la frontera con Argentina, el Copahue (2.997 m).

Categorías: América