Geografía

Inicio África, Egipto, Libia, Sudán Desierto Líbico

Desierto Líbico

Publicado por Daniel Terrasa

El Desierto de Libia o Desierto Líbico es una región geográfica que ocupa el noreste del Sáhara, desde el este de Libia hasta el desierto occidental de Egipto y el extremo noroeste de Sudán. Es una de las zonas más áridas y deshabitadas de la región sahariana.

Cubre un área de cerca de 1.300.000 kilómetros cuadrados en los que apenas hay pozos, oasis ni otras fuentes de agua. Por este motivo, este desierto ha sido históricamente un territorio con escasa o nula presencia humana, sin los requisitos mínimos para establecer asentamientos o rutas.

La exploración real del Desierto Líbico se inició a principios del siglo XX. Primero por las fuerzas coloniales italianas asentadas en Libia y más adelante por los británicos, en especial por Ralph Bagnold, autor de los primeros estudios cartográficos modernos de la región.

El desierto de Libia está considerada como una de las regiones más inhóspitas de la Tierra. Su clima es sorprendentemente variable, extremadamente caluroso en verano (con temperaturas medias diurnas de 50° C ó más), aunque con temperaturas nocturnas que en inviernos pueden baja hasta los 9º C. La temperatura más alta jamás registrada en este desierto fueron 58º C en la zona de Aziziya.

Dentro del Desierto Líbico se pueden distinguir dos zonas: una menos cálida al norte, refrescada por los vientos procedentes del Mediterráneo, y otra más cálida al sur, donde sopla un viento seco del interior llamado ghibli, que provoca fuertes tormentas de arena.

Los límites geográficos del Desierto de Libia son imprecisos. Se extiende formando un cuadrado de unos 1.000 kilómetros de lado a ambos lados de la frontera libio-egipcia, unos 200 kilómetros al sur de la franja litoral mediterránea.

La zona septentrional y central es muy llana y presenta una importante diversidad paisajística: llanuras rocosas, sistemas dunares y cauces secos de antiguos cursos fluviales. También hay algunos oasis, aunque todos se sitúan en zonas periféricas como los de Jaghub y Jalo en el límite norte, cerca de la Cirenaica, o los de Kufra y Murzuk en el sur, al norte de la región de Fezzan.

Hay dos grandes ergs o sistemas dunares en la zona central-occidental: el Idehan Ubari, que se prolonga hacia el oeste alcanzando la frontera argelina, y el Idehan Murzuk, que limita con Chad. Otro importante erg es el llamado Mar de Arena de Rabyanah, que ocupa la zona más meridional, entre el sur de Libia y el norte de Sudán.

En el centro-sur de Libia el color de las arenas del desierto se oscurecen notablemente, pues se trata de una antigua región volcánica. Esta parte es conocida con el nombre de «Desierto Negro» (en la imagen superior).

Los principales sistemas montañosos del Desierto Líbico se encuentran al sur. En la triple frontera entre Libia, Egipto y Sudán se levanta el macizo de Jebel Arkenu, donde también se encuentra el Cráter de Kébira, formado por el impacto de un meteorito hace millones de años.

Categorías: África, Egipto, Libia, Sudán