Geografía

Inicio África, Sudán Sudán: geografía física

Sudán: geografía física

Publicado por Daniel Terrasa

Sudán, también conocido como Sudán del Norte, es un estado de África nororiental cuya capital es Jartum.

El actual Sudán tiene una superficie de 1.861.000 kilómetros cuadrados. Limita al norte con Egipto y Libia, al oeste con Chad y la República Centroafricana, al sur con Sudán del Sur y al este con el Mar Rojo, Eritrea y Etiopía.

Sudán es un país independiente desde el año 1956, cuando logró su independencia del Reino Unido, aunque su historia se remonta hasta la época del Antiguo Egipto.

Hasta el año 2011, fecha en la que se produjo la secesión del sur del país (hoy Sudán del Sur), Sudán era el país más extenso del continente africano.

La independencia de Sudán del Sur fue precedida de casi una década de conflictos armados que han debilitado tanto la economía como las estructuras sociales del país. Aún hoy la inestabilidad política sigue siendo un pesado lastre para el desarrollo del país.

Relieve e hidrografía

El paisaje de Sudán está formado principalmente por vastas llanuras y mesetas drenadas por el río Nilo y sus afluentes. Este sistema fluvial corre de sur a norte a lo largo de toda la parte este-central del país.

La inmensa llanura que ocupa el territorio de Sudán está limitada al oeste por la cuenca del Nilo-Congo y las tierras altas de Darfur, y al este por la meseta etíope y las colinas del Mar Rojo. Dicha llanura se puede dividir en tres grandes zonas: el desierto rocoso del norte, que forma parte del Sáhara; el desierto de Qawz, algo más al sur, formado por grandes sistemas dunares; y la gran llanura central donde se elevan inselbergs o colinas aisladas.

Las tierras altas volcánicas de las montañas Marrah se alzan desde la meseta de Darfur con elevaciones de entre 900 y 3.000 metros.

En el noreste de Sudán destaca la región de las Colinas del Mar Rojo, que forman grandes acantilados litorales. Más al sur, las tierras altas orientales están formadas por las estribaciones del macizo montañoso etíope.

El Nilo

El río Nilo penetra en Sudán desde el sur bajo la denominación de Nilo Blanco para confluir con el Nilo Azul a la altura de Jartum (imagen superior). A partir de este punto el río fluye en dirección norte alimentado por pequeños afluentes. Sin embargo, no todos los ríos de las zonas periféricas llegan a desembocar en el gran río y se quedan en corrientes estacionales que se pierden en las llanuras cercanas.

El suelo de la llanura de Gezira al sur de Jartum está formado por una arcilla uniforme de grietas profundas depositada durante las inundaciones anuales del Nilo Azul.

Clima

En el extremo norte de Sudán, los vientos del norte prevalecen durante la mayor parte del año, mientras que la precipitación es muy escasa. Al sur se pueden identificar varias estaciones condicionadas por la oscilación norte-sur de las masas de aire húmedo del sur y de aire seco del norte.

Sudán es un país caluroso. En las áreas centrales y orientales se registran temperaturas medias de entre 30 y 40º C. Las mínimas, que rara vez bajan de 10º C, son más bajas en el norte y el oeste, a causa de la continentalidad.

La precipitación anual media oscila entre 500 y 750 mm. Sueln ser más abundantes en la costa que en el interior y casi inexistentes en el norte, donde las tormentas de polvo son frecuentes en verano.

 

Categorías: África, Sudán