Geografía

Laurasia

Publicado por Daniel Terrasa

Laurasia fue el más septentrional de dos subcontinentes menores (el otro es Gondwana) que formaron juntos el supercontinente Pangea entre hace 400-200 millones de años. Su nombre procede de la fusión de los términos Laurentia y Asia.

Hace unos 200 millones de años se abrió el mar de Tetis, separando progresivamente las dos mitades de Pangea.

Laurasia pasó a formar un solo gran continente que más adelante se dividiría en dos formando los proto-continentes que darían lugar a la América del Norte y la Eurasia de nuestros días.

Formación de Laurasia

Según los últimos estudios, hace unos 250 millones de años Laurentia, Avalonia y Baltica, así una serie de placas pequeñas que podemos identificar hoy con distintas regiones de Norteamérica y Europa, colisionaron con las placas de Kazajstán y Siberia formando un gran continente. Los Urales son el resultado de esta unión.

Laurasia quedó unida al resto de masas continentales formando Pangea. Un nuevo proceso geológico se inició hace 200 millones de años que acabaría separando el continente único en dos: partes Gondwana (sur), que cuenta con una historia geológica más antigua, y Laurasia (norte).

A pesar de esta separación, los registros fósiles señalan que esta separación fue gradual y que entre hace 200 y 150 millones de años existieron grandes lenguas de tierra que conectaban Laurasia y Gondwana de norte a sur  por encima del Mar de Tetis durante varios millones de años.

Ruptura de Laurasia

Antes de la ruptura de Pangea en dos masas norte y sur, hacia el Triásico-Jurásico Temprano (hace aproximadamente 200 millones de años), se produjo la apertura del Océano Atlántico Central, que fue precedida por la formación de una serie de grandes cuencas marinas como la Cuenca de Newark, entre el este de América del Norte, que abarcó lo que hoy es el Golfo de México y prácticamente todo el Atlántico norte entre África y Europa. Este proceso marca la separación de Eurasia y América del Norte.

Posteriormente, hace unos 55 millones de años, se produjo la separación de la placa norteamericana de la de Groenlandia, separada de América del Norte por el Mar de Labrador.

Estos procesos geológicos siguen su curso aún hoy. Algunos estudios señalan que en un futuro lejano los continentes volverán a quedar unidos en un nuevo supercontinente llamado Pangea Proxima.

 

Categorías: Geografía general