Geografía

Pangea

Publicado por Daniel Terrasa

Pangea es el nombre que recibe el supercontinente que, entre finales del Paleozoico y mediados del Mesozoico, aunaba casi todas las masas de tierra emergida del planeta.

Este continente existió hace 335-175 millones de años, rodeado por un océano global llamado Pantalasa. Después comenzó a fracturarse dando lugar a los continentes actuales, un proceso geológico que aún hoy perdura.

La existencia de Pangea fue propuesta por primera vez en 1912 por el meteorólogo alemán Alfred Wegener como parte de su teoría de la deriva continental. Su nombre se deriva del griego pangaia, que significa «toda la Tierra».

La forma original de Pangea pudo haber sido la de una gigantesca masa terrestre con forma de herradura distribuida a lo largo de la línea del ecuador.

Formación de Pangea

Antes de Pangea ya habían existido dos supercontinentes únicos en tiempos anteriores: Rodinia y Pannotia. Se cree que Pangea se formó a partir de las masas continentales generadas después de la disgregación de este último.

Hace unos 335 millones de años, la costa noroeste del antiguo continente Gondwana (un paleocontinente que reuniría los actuales continentes de Sudamérica, India, África, Australia y la Antártida) colisionó y acabó uniñendose a a la parte sur de Laurasia (otro gran paleocontinente formado por el norte América y el sur de Europa). Posteriormente se unió a esta gran masa el continente de Siberia, que completaba la formación de Pangea.

No todas las masas continentales se unieron a Pangea. Cathaysia, una masa de tierra que comprende las antiguas placas tectónicas del norte y sur de China, formó un continente separado, mucho más pequeño. La masa oceánica que separaba Pangea y Cathaysia es conocido como Mar de Tetis.

Disgregación de Pangea

El proceso de ruptura y disgregación de Pangea ahora explica en términos de tectónica de placas, la cual establece que la capa externa de la Tierra, o litosfera, está formada por grandes placas rígidas que se separan en las crestas oceánicas, se unen en zonas de subducción o se deslizan entre sí a lo largo de las fallas.

El patrón de expansión del fondo marino indica que Pangea no se separó de una vez, sino que se fragmentó en distintas etapas. Se distinguen tres fases bien diferenciadas:

  • Primera fase (durante el Jurásico, hace 175-150 millones de años): se abre una grieta en Pangea que conecta Pantalasa con el Mar de Tetis separando la masa continental en dos áreas. Norteamérica y África quedan separadas por una masa oceánica que será el embrión del actual Océano Atlántico.África se empieza a separar de Australia-Antártida, dando lugar al Océano Índico.
  • Segunda fase (Cretácico, hace 150-140 millones de años): Un continente con forma alargada llamado Cimmeria se desgaja de África-Antártida y se desplaza hacia el norte por el Mar de Tetis hasta chocar y unirse a Laurasia. Se forman cuatro nuevos continentes (África, Sudamérica, India y antártida-Australia).
  • Tercera fase (Cenozoico, hace unos 60 millones de años): Laurasia se fragmenta con la separación de América del Norte y Groenlandia de Eurasia. La expansión de los océanos Atlántico e Índico continúa. Este proceso ha continuado hasta nuestros días, perfilando las formas actuales de los continentes.

Categorías: Geografía general