Geografía

Inicio África, Geografía regional, Malí Malí: clima, flora y fauna

Malí: clima, flora y fauna

Publicado por Daniel Terrasa

Malí se encuentra dentro de la zona intertropical y tiene un clima cálido y seco, con el sol cerca de su cenit durante la mayor parte del año. Se pueden diferenciar claramente dos estaciones: la seca (de noviembre a julio) y húmeda (de diciembre a junio).

El mapa y el calendario climático de Malí están fuertemente condicionados por la influencia de los vientos: los alisios atlánticos, más frescos, que soplan del noroeste entre enero y marzo; el harmattan del desierto, seco y caliente, entre marzo y junio; por último, durante la estación húmeda el viento del monzón que sopla desde el suroeste trae lluvias y tormentas.

El país se puede dividir en tres zonas climáticas: las zonas sudanesa, saheliano y desértica.

El clima tipo sudanés domina en en aproximadamente un tercio del país, desde la frontera sur hasta la latitud 15 ° N. Se caracteriza por una precipitación anual de entre 500 y 1.400 mm y por  temperaturas medias entre 24 y 30°C.

La zona de clima saheliano, que corresponde a la del cinturón central del país, tiene un régimen anual de precipitaciones de entre 200 y 500 mm, con temperaturas medias que oscilan entre los 23 y los 36°C.

Por último, el clima sahariano es el que predomina al norte de Malí, donde las temperaturas durante el día varían de 47 a 60°C y por la noche descienden hasta los 4-5ºC.

Flora de Malí

La vegetación de Malí se puede clasificar en dos grandes regiones, que se corresponden con las zonas climáticas correspondientes al clima sudanés y al clima saheliano. La zona sahariana queda exenta por ausencia casi total de vegetación.

En la zona sudanesa existen grandes áreas boscosas a lo largo de la frontera con Guinea y en los valles de los ríos; el resto del territorio está dominado por la sabana. las especies de árbol más representativas son el neré, el karité y la kapioka, entre otras.

El Sahel en cambio se caracteriza por la vegetación de estepa, con presencia de árboles resistentes a la sequía, como el baobab. En la zona más septentrional, ya en las estribaciones saharianas, sólo crecen arbustos espinosos y la desertificación (el avance del Sáhara hacia el sur) es una amenaza cada vez más preocupante.

Fauna de Malí

La vida animal en el centro y el sur de Malí es rica y variada. Entre los grandes mamíferos herbívoros hay que destacar varias especies de gacelas y antílopes, además de jirafas y elefantes. Los principales carnívoros son los leones, las panteras y las hienas. Cocodrilos e hipopótamos habitan los ríos y en las zonas de bosque y sabana hay una gran variedad de monos y de aves.

En la franja norte, dominada por el Sáhara, la fauna se limita a muy pocas especies como el fenec o el djerbo.

El Parque Nacional Boucle du Baoulé, que se extiende a lo largo del río Baoulé en el oeste del país,así como la Reserva de animales Ansongo-Ménaka y la Reserva de elefantes Douentza (Gourma) en el este, son los principales santuarios de vida silvestre en Malí.

Categorías: África, Geografía regional, Malí