Geografía

Inicio África, Geografía regional, Senegal Senegal: clima, flora y fauna

Senegal: clima, flora y fauna

Publicado por Daniel Terrasa

El clima de Senegal está condicionado por dos factores fundamentales: por una parte la latitud tropical del país y por otra el movimiento estacional de la zona de convergencia intertropical (ZCIT), que es el la línea en la que las masas de aire continental caliente y seco se encuentran con las de aire oceánico húmedo, lo cual produce fuertes lluvias.

Los vientos secos, en realidad los alisios del noreste, soplan con fuerza en invierno y primavera. En Senegal se les llama harmattan. Estos vientos no suelen traer muchas precipitaciones (apenas una lluvia muy ligera llamada heug). En cambio, los vientos húmedos del oeste y del noroeste marcan a partir de junio el comienzo de la estación lluviosa que se prolonga hasta septiembre e incluso más allá en el sur del país.

A partir de la combinación de estos factores, se pueden distinguir tres zonas climáticas principales en Senegal: costera, saheliana y meridional.

La zona costera (o canaria) ocupa una franja de costa atlántica de aproximadamente 15 kilómetros de anchura desde Saint-Louis a Dakar. Sus inviernos son frescos, con temperaturas mínimas de 17°C en enero y máximas en mayo que no suelen superar los 27-28ºC.  La precipitación media anual, concentrada entre junio y septiembre, es de aproximadamente 500 mm.

La zona saheliana se extiende al sur del río Senegal hasta la frontera de Malí, más o menos por el norte y el interior del país. Las temperaturas invernales, así como la amplitud térmica, son más acusadas a causa de la continentalidad (en enero oscilan entre máximas de 15ºC y máximas de 35ºC). El verano es caluroso, con máximas por encima de los 40ºC y con una estación húmeda más corta y menos lluviosa (360 mm anuales).

La zona meridional ocupa la mitad sur del país. El promedio anual de precipitaciones se mueve entre los 750 y los 1000 mm. En la zona sur de Casamance es la más lluviosa del país. El bosque allí es denso y abundan los manglares, así como los campos de arroz y la palmas de aceite.

Flora de Senegal

La vida vegetal en Senegal es muy variada en función de las zonas climáticas y las estaciones. El paisaje predominante en la mitad norte del país es la sabana y la estepa arbustiva. La cubierta herbácea es verde y exuberante durante la temporada de lluvias, pero desaparece durante la estación seca. Los arbustos espinosos, la acacia y el baobab son las especies más representativas.

Por otra parte, en la mitad sur del país hay bosques donde crecen cerca de 80 especies arbóreas diferentes. En la región del suroeste, hay bosques densos y manglares.

Fauna de Senegal

Aunque los grandes mamíferos han desaparecido de la parte occidental del país, todavía se pueden encontrar especies como elefantes, antílopes, leones, panteras, guepardos y chacales, especialmente en el Parque Nacional Niokolo Koba. Otras especies abundantes son los jabalíes, las liebres y varios clases de monos, especialmente en el curso superior del río Gambia y en los valles de los ríos Casamance.

Entre las aves cabe destacar la quelea de pico rojo, también llamada «comedor de mijo», que destruye los cultivos. El Santuario Nacional de Aves de Djoudj, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1981, contiene más de un millón de aves, incluida la espátula africana, la garza púrpura, el pelícano blanco y el cormorán.

Los reptiles son numerosos e incluyen pitones, así como cobras y otras serpientes venenosas. En los ríos es frecuente encontrar cocodrilos, hipopótamos y tortugas.

 

Categorías: África, Geografía regional, Senegal