Geografía

Irán: relieve

Publicado por Daniel Terrasa

Irán es un país con un relieve muy accidentado. Dicho relieve sigue aún hoy en pleno proceso e transformación a causa del alto índice sismológico de la región. Los terremotos se producen con cierta frecuencia, provocando grandes pérdidas materiales y humanas, y modificando además continuamente el paisaje.

El mapa orográfico de Irán está dominado por una gran meseta central (más conocida como meseta iraní) que cuenta con una media de unos 1.200 metros de altitud y una extensión de 3,7 millones de kilómetros cuadrados. Esta meseta central está rodeada por una serie de cadenas montañosas, principalmente los Montes Elburz al norte y la gran cordillera de los Zagros al oeste y al sur. Por el oeste, la meseta se adentra en territorio afgano y pakistaní hasta el macizo montañoso del Hindu Kush.

La meseta iraní no posee uniformidad ni continuidad paisajística. La parte occidental es más fértil y poblada. La parte oriental es en cambio una gran zona deshabitada formada por desiertos áridos como el de Dash-e-Lut y desiertos salados como el Dasht-e-Kavir.

Hay tres grandes llanuras en el país: la depresión del Caspio, en la que se halla el punto más bajo del territorio de Irán (28 metros por debajo del nivel del mar), la llanura de Juzestán, en la región del Golfo junto a la frontera iraquí, que forma parte de la depresión mesopotámica, y la llanura costera semidesértica de Makrán, en la región de Beluchistán, cerca de la frontera pakistaní.

Principales cordilleras de Irán

Las cadenas montañosas más importantes de Irán son las de Elburz, Kopet Dag y Zagros.

Montes Elburz

Esta cadena montañosa se extiende desde Armenia hasta la costa del mar Caspio a lo largo de unos 600 kilómetros. Forma una especie de arco que separa la llanura litoral de la meseta central iraní. En ella se encuentra monte Damavand (5.610 metros), en realidad un volcán, que es también el pico más alto de Irán y de toda la región de Oriente Medio.

En la cordillera de Elburz se encuentran algunas estaciones de esquí de fama internacional, como por ejemplo la de Dizin. También en ella nace el Karún, el único río navegable del país.

También la ciudad de Teherán, la capital del país, se halla enclavada en un valle situado dentro de la cordillera de Elburz.

Kopet Dag

Cordillera que se sitúa al este del mar Caspio. Tiene 650 kilómetros de longitud y sirve de frontera natural entre Irán y Turkmenistán. Su mayor altura es el pico Rizeh (3.191 metros), situado en la vertiente turcomana.

Montes Zagros

Es la cordillera más importante del país. Se estructura en un conjunto de sierras paralelas con orientación noroeste-sureste, entre las cuales se intercalan numerosos valles y depresiones de distinta extensión. La principal de todas estas cadenas es la de los Montes Rud, de origen volcánico, cuya principal altura es el Shir Kuh (4.050 metros)

Muchos de los picos de los Zagros superan los 4.000 metros de altura y se concentran en la parte más occidental de la cordillera. El techo de la cordillera es el Zard-Kuh o «monte amarillo», con 4.548 metros de altura, seguido por el monte Dena (4.409 metros).

 

Categorías: Asia, Geografía regional, Irán