Geografía

Inicio Asia, Uzbekistán Uzbekistán: geografía física

Uzbekistán: geografía física

Publicado por Daniel Terrasa

Uzbekistán es un país de Asia Central. Tiene una superficie de 447.000 kilómetros cuadrados. Su capital es Taskent.

Limita al norte con Kazajstán, al sur con Turkmenistán y Afganistán y al este con Kirguistán y Tayikistán. En total tiene 6.893 kilómetros de fronteras.

El territorio que ocupa actualmente Uzbekistán se corresponde con el del antiguo Emirato de Bujará, establecido en el siglo XVIII. Entre 1924 y 1991 Uzbekistán fue una república socialista integrada dentro de la Unión Soviética. Tras la caída del bloque soviético se convirtió en un estado independiente.

Territorialmente, Uzbekistán está dividido en 12 provincias más el distrito de la capital Taskent. Además, dentro de su territorio existe una república autónoma  situada al noroeste del país: Karalpakia.

Sobre el papel, Uzbekistán es una democracia parlamentaria, pero en la realidad el gobierno cuenta con poderes casi absolutos.

Relieve

Aproximadamente el 80 % del territorio de Uzbekistán está dominado por regiones áridas y desérticas. Al noroeste se extiende la Llanura de Turan, con una elevación media de 75 metros sobre el nivel del mar. En esta región el país cuenta con 420 kilómetros de costa en el Mar de Aral.

  En la franja septentrional del país se extiende el Desierto de Kyzylkum. y en el extremo occidental se levanta la Meseta de Ustyurt.

La parte oriental de Uzbekistán es muy montañosa. Allí se levantan las cordilleras de Karzhantau, Ugam y Pskem. En esta última se encuentra el pico de Beshtor (4.299 metros), el punto más alto del país.

Las cordilleras de Gissar y Alay se encuentran al otro lado del valle de Fergana, mientras que el desierto de Mirzachol se extiende entre las ciudades de Taskent y Samarcanda. Al sur de esta última se elevan los picos de la cordillera de Turquestán, que marca la frontera con Tayikistán.

Hidrografía

El desastre ecológico del Mar de Aral, que ha perdido el 90 % de su volumen en los últimos 60 años, ha modelado el paisaje de la mitad occidental de Uzbekistán, potenciando el crecimiento de las zonas áridas y el avance del desierto.

El origen de esta catástrofe se encuentra en el desvío de los cursos fluviales del Amu Darya y el Syr Darya, durante la etapa soviética. El Mar de Aral presenta hoy elevados índices de salinidad y contaminación.

Aunque existen más de 600 corrientes fluviales a lo largo y ancho de Uzbekistán, la fuerte insolación y las características del suelo hacen que su caudal se reduzca drásticamente a causa de la evaporación y la filtración. Lo poco que resta es usado para alimentar los sistemas de riego de las zonas agrícolas.

Clima

La aridez y la insolación son los factores fundamentales que caracterizan el clima de Uzbekistán. Las precipitaciones son muy escasas (cerca de 200 mm al año) y se ciñen a los meses de invierno, con niveles más altos en las montañas y cantidades casi insignificantes en los desiertos. La temperatura media de julio es de 32 ° C, más altas en las zonas desérticas y más bajas en las regiones montañosas.

Categorías: Asia, Uzbekistán