Geografía

Inicio Geografía general El continente sumergido de Mauritia

El continente sumergido de Mauritia

Publicado por Daniel Terrasa

Mauritia es el nombre de un microcontinente prehistórico lolizado actualmente bajo las aguas del Océano Índico, entre India y Madagascar. Hace unos 85 millones de años empezó a fragmentarse e inundarse para desaparecer definitivamente hace unos 65 millones de años.

Actualmente existen una serie de territorios emergidos que formaron parte de él: principalmente los archipiélagos de Laquedivas, Maldivas, Reunión y Mauricio. Todavía está en discusión si las islas Seychelles también pudieron haber formado parte de él.

Los restos del continente de Mauritia fueron identificados en el año 2017 por geólogos de tres universidades: la Universidad de Oslo (Noruega), la Universidad del Witwatersrand (Sudáfrica) y de la Universidad de Liverpool (Reino Unido). A raíz de sus estudios se pudo determinar la extistencia de un pequeño continente localizado en la mitad occidental del Índico.

En sus conclusiones, los geólogos se refirieron a Mauritia como un «continente fantasma» y decicieron bautizarlo con este nombre a partir de la isla Mauricio.

La prueba definitiva de este hallazgo fue el descubrimiento de pequeños cristales de silicato de circonio en la arena de las playas de las Islas Mauricio. Este tipo de cristales se formaron hace más de 3.000 millones de años. Su presencia es la demostración de la existencia de una masa continental muy antigua.

Una de las evidencias geográficas más claras de la existencia de Mauritia en el pasado es la meseta submarina de Mascareñas, localizada unos 950 kilómetros al noreste de Madagascar. Observando el mapa de relieves submarinos, la forma de esta meseta coincide de forma casi exacta con la forma de la línea de costa del noreste de la isla.

Formación de Mauritia

El origen de Mauritia estaría en el antiguo supercontinente de Gondwana. Hace unos 200 millones de años la mitad oriental de este contienete se partió en tres grandes masas continentales: la de Madagascar a suroeste, la del subcontinente indio al noreste y, en medio de estas dos, la de Mauritia.

Según los modelos actuales acerca de la deriva continental, cuando India y Madagascar comenzaron a separarse, Mauritia se vio arrastrada en ambos sentidos. Este movimiento es el mismo que propició la formación de la cordillera submarina de Carlsberg, que se extiende por debajo del océano en línea recta entre el Golfo de Adén y el archipiélago de Chagos.

A raíz de esta tensión se produjo su fragmentación (ahce uso 85 millones de años), mientras que la actividad sísmica y volcánica de la región propició su progresivo hundimiento. Se estima que antes de su desaparición, Mauritia pudo haber tenido una longitus de cerca de 1.500 kilómetros de noreste a suroeste.

 

 

Categorías: Geografía general