Geografía

Polonia: Economía

Publicado por Santiago

Polonia es un país en proceso de sólido desarrollo que pertenece a la Unión Europea. Tiene un Índice de Desarrollo Humano alto (0,870), pero muchos de los sectores económicos son heredados del antiguo período comunista, lo que significa que están obsoletos. Polonia está en pleno proceso de reconversión de su economía, gracias a los fondos de compensación de la Unión Europea, y la inversión de grandes multinacionales que buscan en Polonia una mano de obra barata y dentro de las fronteras de la Unión.

Commons Wikimedia: Vista de Cracovia

La agricultura aporta tan sólo el 4% del PIB, pero acoge al 16% de la población activa, lo que indica el fuerte peso que aún tiene en la sociedad polaca, y su baja productividad. La industria supone el 31% del PIB, y el 29% de la mano de obra y los servicios el 65% del PIB y el 55% de los trabajadores.

La agricultura polaca arrastró durante mucho tiempo los condicionantes del período comunista, cuando a pesar de todo estaba mayoritariamente en manos privadas. Las antiguas granjas estatales se alquilan, en la actualidad, a agricultores privados, pero no se pueden vender porque estos no tienen capital suficiente para comprarlas. Los fondos de la Unión Europea tienden a terminar con esta situación, proporcionando créditos a los agricultores, pero exigiendo una mayor productividad, por lo que no llegan a todos. En los próximos años la tendencia ha de ser a una merma de la población activa en la agricultura.

Las explotaciones polacas tienen una media de 8 hectáreas, pero a menudo están divididas en varias unidades de producción. Más de la mitad de las granjas de Polonia producen únicamente para el autoconsumo, situación que está cambiando rápidamente, por que la Unión Europea exige que se produzca para el mercado.

Polonia es un gran productor de patata, centeno, colza y remolacha. En el sector pecuario destaca la cabaña porcina y vacuna. Exporta verduras, carne y lácteos. En cambio Polonia es deficitaria en trigo, grano y aceite.

La explotación forestal es escasa, a pesar de que dispone un 28% del territorio cubiertos de bosque.

La pesca es localmente relevante, aunque su flota sólo opera en el Báltico y el mar del Norte. Destacan las capturas de merluza y arenque.

En torno a la agricultura ha aparecido una importante industria agroalimentaria, que pone en el mercado los productos del campo, ya tratados adecuadamente, según la exigencias de la Unión Europea.

El principal recurso energético del país es el carbón, que se extrae en la Alta Silesia y Walbrzych. Es una de las regiones carboníferas más productivas de Europa. Hay una interesante bolsa de gas natural en los Cárpatos. También son importantes las explotaciones de azufre, cobre, plomo, zinc, plata, níquel, magnesita y sal gema.

En el sector secundario tiene un peso excesivo la industria pesada, heredera del período comunista y obsoleta, lo que provoca una baja productividad y graves problemas ambientales. Las principales zonas industriales del país son la Alta Silesia, especialmente Katowice, Rybnik, Bielsko y Cracovia, y Varsovia. Destaca sobre todas la industria del cobre, que compite con los grandes productores mundiales, Chile y Chipre. También es muy importante la industria de equipo, y está creciendo la industria de bienes de consumo.

El sector terciario está ganando importancia. Destaca el comercio exterior, sobre todo desde la incorporación a la Unión Europea, donde tiene sus principales clientes. Las vías de comunicación están en pleno proceso de modernización. Su topografía plana hace fácil la construcción de vías y carreteras, a pesar de las numerosas zonas pantanosas. Varsovia es el centro de comunicaciones de todo el país y el nudo de engarce de la red europea y la del este de Europa (países bálticos y Rusia). La navegación fluvial tiene mucha importancia, gracias a unos ríos caudalosos y regulares, que permiten un transporte barato desde las zonas industriales del sur hacia Varsovia y la costa. Hay más de 4.000 kilómetros de vías navegables. El turismo es un sector en alza, especialmente gracias a sus ciudades y las regiones naturales del país.

Categorías: Geografía económica, Polonia, Unión Europea