Geografía

Inicio África, Geografía regional, Hidrografía, Mauritania, Relieve Mauritania: relieve, hidrografía y clima

Mauritania: relieve, hidrografía y clima

Publicado por Daniel Terrasa

Tanto el relieve como la hidrografía de Mauritania están fuertemente influenciados por la aridez que domina la mayor parte del país. Las llanuras costeras no sobrepasan los 45-50 metros de altitud, mientras que las del interior del país se elevan por encima de los 600 metros y forman una gran meseta irregular y escarpada.

Relieve

Las llanuras del interior se caracterizan por presentar diferentes grados de inclinación y por la presencia de colinas aisladas (inselbergs) como el Monte Ijill (915 m), el pico más elevado de Mauritania.

Por otro lado, el punto más bajo del país es el Sebkha de Ndrhamcha, una pequeña depresión costera salina al norte de Nuakchot, que se encuentra a 4 metros por debajo del nivel del mar.

La parte más elevada de este gran sistema mesetario interior es la meseta de Adrar, en el centro del país. Tiene una altitud media de 500 metros y está formada por desiertos de rocas y campos de dunas.

Allí se encuentra la Estructura de Richar, también conocida como «el Ojo del Sáhara», una estructura geológica de forma redonda de 50 kilómetros de diámetro que sólo pudo ser descubierta gracias a la observación de la región desde el espacio (ver imagen de abajo).

Las otras mesetas del país son la de Tagant, en la zona centro-sur, y la de Regueibat, al norte.

La franja oriental de Mauritania pertenece ya a los dominios del Desierto del Sáhara. Es conocida con el nombre de El Djouf (cuyo significado es «lugar vacío») y ofrece un paisaje monótono y desolado de rocas y arena.

Hidrografía

La mitad nororiental de Mauritania carece de un sistema hidrográfico propiamente dicho. Las mesetas están cortadas por wadis (lechos de ríos secos) que se inundan de forma puntual e irregular. Sus aguas se disipan rápidamente en cuencas de drenaje aisladas llamadas guelt.

El suroeste del país se encuentra dentro de la cuenca del río Senegal, que marca la frontera entre Mauritania y Senegal. Los cauces fluviales nacen en las mesetas de Adrar y Tagant y fluyen hacia el sur.

El afluente más destacado del Senegal en Mauritania es el río Gorgol, de unos 400 kilómetros de longitud. Sus dos brazos (el Gorgol Blanco y el Gorgol Negro), confluyen en el embalse de Foum Gleita y se unen al Senegal en Keida.

Clima de Mauritania

La aridez de Mauritania se debe a la influencia de los vientos alisios del noreste, que soplan constantemente en el norte y durante la mayor parte del año en el resto del país. El efecto de sequedad producido por estos vientos se multiplica cuando coincide con el harmattan, un viento sahariano caliente y seco que sopla desde el noreste.

La fuerza del sol y la latitud dan como resultado unas altas temperaturas durante todo el año, que en los meses de verano pueden alcanzar 30°C en todo el país con máximos diarios de más de 40ºC en las regiones del interior. La temperatura promedio en el mes más frío está en torno a los 20ºC.

La duración de la temporada de lluvias (verano-otoño), así como la cantidad total anual de precipitación, disminuye progresivamente de sur a norte. Por ejemplo: Sélibabi, en el extremo sur de Mauritania, recibe aproximadamente 635 mm entre junio y octubre, mientras que Nuadibú apenas recibe entre 25 y 50 mm al año, generalmente entre septiembre y noviembre.

Categorías: África, Geografía regional, Hidrografía, Mauritania, Relieve