Geografía

Inicio África, Geografía regional, Somalia Somalia: relieve, hidrografía y clima

Somalia: relieve, hidrografía y clima

Publicado por Daniel Terrasa

El territorio de Somalia, dejando de lado la cuestión del control político, ocupa la parte más exterior de la península del «Cuerno de África». Su relieve consiste principalmente en una gran meseta de piedra caliza y arenisca.

En el extremo norte, a lo largo del golfo de Adén, se encuentra una estrecha llanura costera llamada Guban, que se extiende hacia el norte hacia el puerto de Berbera. Paralela a esta llanura se levanta en el interior a una cordillera escarpada en la que se levanta el pico más alto del país: Surud Cad (2.408 metros).

Al sur se encuentran las amplias mesetas de las Tierras Altas de Galgodon y las regiones de Sool y Hawd, que se inclinan de forma gradual hacia el Océano Índico.

En el sur de Somalia abundan formaciones graníticas aisladas o inselbergs, que se alzan solitarias en medio de las grandes llanuras aluviales. Éstas se encuentran a su vez separadas de la costa por un vasto cinturón de dunas de casi mil kilómetros.

Hidrografía

Las grandes mesetas somalíes están separadas unas de otras por varios valles profundos.

En el noroeste: los valles de Dharoor y Nugaaleed, no formados por ríos sino por wadis que durante la estación de lluvias fluyen con un cauce abundante hacia el Océano Índico.

En el sudoeste en cambio encontramos los únicos ríos con cauce permanente de Somalia: el Jubba (imagen sobre estas líneas) y el Shabeelle. Ambos nacen en  las tierras altas de la vecina Etiopía, atraviesan las mesetas interiores somalíes y serpentean en las llanuras hasta alcanzar la costa. El Jubba transporta más agua que el Shabeelle, que a veces se seca en su curso más bajo en los años de escasas lluvias. Durante las estaciones secas, estos ríos son una fuente importante de agua para personas y animales.

Clima de Somalia

El territorio somalí se ubica sobre la línea del Ecuador, pero a diferencia de los climas típicos en esta latitud, sus condiciones climáticas son muy diversas. En general, todo el territorio es muy árido, aunque algo menos en las zonas costeras y en el sur del país.

El año climático se divide en cuatro estaciones:

  • Gu o primera estación de lluvias (de abril a junio).
  • Xagaa o primera estación seca (de junio a septiembre)
  • Dayr o segunda estación de lluvias (de octubre a diciembre).
  • Jilaal o segunda estación seca (de diciembre a marzo).

La precipitación media anual es de apenas 100 mm en el noreste y de entre 500-600 mm en el sur. Mientras que las áreas costeras experimentan un clima cálido y húmedo durante todo el año, el interior es seco y caliente.

En Somalia se registran algunas de las temperaturas medias anuales más altas del mundo. En Berbera, en la costa norte, la media se mantiene alrededor de 38°C de junio a septiembre. Las temperaturas máximas se dan en el interior, lejos de la influencia reguladora del mar. En la capital Mogadiscio las medias anuales oscilan entre 20 y 30ºC.

 

Categorías: África, Geografía regional, Somalia