Geografía

Inicio Hidrografía Mar de los Sargazos

Mar de los Sargazos

Publicado por Daniel Terrasa

El Mar de los Sargazos es una porción del Océano Atlántico que muchos hidrógrafos no incluyen en la categoría de mar, puesto que carece de límites terrestres. En realidad, los límites de este peculiar mar están marcados por las corrientes oceánicas: la Corriente del Golfo de México por el oeste, la Corriente del Atlántico Norte por el norte, la Corriente de las Canarias por el este y la Corriente Ecuatorial del Atlántico Norte por el sur.

Se localiza entre la latitud  20 ° y 35 ° norte y la longitud 40 ° y 70 ° oeste, cubriendo una superficie oceánica de 1.100 kilómetros de norte a sur y de 3.200 kilómetros de este a oeste. El hecho de estar rodeado por fuertes corrientes, hace de este un mar tranquilo donde apenas hay viento.

Debido a las variaciones de las corrientes, los límites exactos del Mar de los Sargazos están poco definidos. Se estima que su área de extensión total podría estar en torno a los 4 millones de kilómetros cuadrados.

Este mar recibe su nombre de las algas sargassum, de color marrón, muy abundantes en su superficie. Las cuatro corrientes que confluyen en él depositan restos de plantas marinas y otros desechos, mediante el mismo mecanismo que causa la aparición de las llamadas «islas de basura». A pesar de esto, las aguas del Mar de los Sargazos se distinguen por su claridad excepcional, con una visibilidad submarina de hasta 61 metros de profundidad.

La primera mención al Mar de los Sargazos proviene de Cristóbal Colón en su primer viaje en el año 1492. El descubridor de América escribió sobre la presencia de algas marinas como una amenaza para la navegación, ya que estas podrían ocultar aguas poco profundas, con riesgo de encallar. Otras hipótesis con escaso respaldo científico que sugerirían que los cartagineses primero y los árabes más tarde podrían haber surcado estas aguas.

El Mar de los Sargazos tiene una gran importancia desde el punto de vista ecológico. Las algas que flotan en la superficie o a escasa profundidad son el entorno elegido por diversas especies de anguila para desovar. El llamado pez sargazo, una especie de pez sapo especialmente adaptado para vivir entre algas, es uno de los endemismos más importantes.

La contaminación y otras actividades humanas como la pesca o la navegación suponen actualmente una amenaza para esta riqueza natural.

El Mar de los Sargazos en la imaginación humana

En la cultura popular, el Mar de los Sargazos ha sido representado como un lugar misterioso y peligroso para a navegación. Esta creencia viene alimentada por las leyendas de origen medieval que hablaban de barcos atrapados para siempre entre las algas de un lejano mar occidental en el que no soplaba ningún viento. Y habitado también por temibles criaturas marinas.

Esta región atlántica es mencionada en la inmortal obra de Julio Verne, 20.000 leguas de viaje submarino, así como en otros relatos fantásticos de otros autores. El Mar de los Sargazos también ha inspirado diversos poemas y piezas musicales.