Geografía

Inicio Geografía urbana Partes de la ciudad contemporánea

Partes de la ciudad contemporánea

Publicado por Santiago

Las ciudades en las que vivimos no se organizan de manera aleatoria. Sus partes, sus funciones y la localización de las mismas tienen una lógica muy marcada. Todo pivota en torno al centro urbano, el centro de negocios, la city que dicen en inglés. Aquí se encuentra el suelo más caro, y por lo tanto los servicios que consiguen tener un mayor beneficio con el mínimo suelo, como los bancos, compañías de seguros, tiendas de moda, las instituciones públicas, etc. En general los centros de decisión de las empresas y la administración. En las ciudades de tradición mediterránea, en las cuales el centro tiene, también, una importante función residencial, se encuentran ciertos servicios básicos, como la alimentación, y ciertas actividades heredadas, aunque tienden a desaparecer. En general carecen de zonas verdes aunque sí están dotadas de plazas más o menos grandes.

Lecce (Italia) desde el aire

Alrededor del centro urbano crecen los barrios residenciales. Es aquí donde vive la mayoría de la gente. Se extienden por la mayor parte del espacio urbano. En ellos podemos encontrar pequeñas tiendas, y algunos lugares de ocio. También están dotadas de parques y zonas verdes para el esparcimiento de las familias.

En las ciudades con mayor tradición histórica se distingue una ciudad antigua, que concentra la mayor parte de los monumentos y museos. Son las zonas que visitan los turistas. La función residencial aquí no ejerce mucha presión, y es sustituida por locales de servicios turísticos y de ocio. El suelo es tanto o más caro que en el centro urbano, pero a diferencia del centro los edificios están protegidos, por lo que instalarse aquí, para las grandes empresas, no es práctico. Además, son otras las actividades que alcanzan una mayor rentabilidad: bares, restaurantes, comercios, etc.

Para mantener una ciudad moderna se necesitan grandes infraestructuras que la sirvan. Algunas de ellas se extienden como redes por todo el espacio: agua, electricidad, alcantarillado, recogida de basuras, tiendas de alimentación, etc. Pero los centros desde los que se distribuye todo esto deben de estar en lugares concretos: las zonas de equipamiento. Se trata de un anillo en torno a la ciudad, poco habitado, y donde se instalan estos servicios centrales, junto con otros que conviene que estén en las afueras: hospitales, cementerios, vertederos, rondas de circulación, depósitos de agua, transformadores eléctricos, centros deportivos, grandes centros comerciales, etc.

En una franja más externa aún se encuentran los polígonos industriales, almacenes, fábricas, grandes superficies comerciales, junto con la vivienda marginal chabolista.

La más externa es la franja periurbana; un espacio difuso entre la ciudad y el campo en el que encontramos, por sectores, pueblos, urbanizaciones, casas unifamiliares y ciertos equipamientos industriales y centros comerciales.

Todo esto exige que la ciudad disponga de buenos accesos. Los transportes especiales de electricidad, agua, gas y ondas son infraestructuras que llegan a todas partes más o menos ocultos a la vista de los ciudadanos. Sólo las tapas de alcantarillas y las antenas de telefonía celular revelan su presencia. Pero la gran infraestructura es la que permite llegar a las personas a todas partes: la red viaria. Esta es la que permite la circulación de peatones, por un lado, y automóviles, por otro. Recorre toda la ciudad y es indispensable para su funcionamiento. En ocasiones puede ser una red congestionada, ya que a ciertas horas el flujo es mayor que la capacidad de la red. Son frecuentes los atascos y las aglomeraciones de personas. Es necesario regular este tráfico por medio de una red de señales.

Sobre esta red de circulación privada se despliega la de transporte público: líneas de autobús, metro, tranvía, taxis, etc. Estas redes son más densas en el centro urbano, y se localizan, generalmente, en las intersecciones de las principales calles.

Por último, las ciudades disponen, bastante cerca del centro urbano, de infraestructuras de comunicación con otras ciudades y con su entorno: estaciones de autobús, ferrocarril, aeropuerto y puertos, en las ciudades marítimas con tradición portuaria.

Nada en las ciudades es casual, se busca siempre prestar los servicios de manera óptima, pero respetando la herencia histórica, que es lo que termina dando personalidad diferenciada de la ciudad. De lo contrario todas las ciudades del mundo serían iguales.

Categorías: Geografía urbana

Un comentario para “Partes de la ciudad contemporánea”