Geografía

Inicio Oceanía Tuanaki

Tuanaki

Publicado por Daniel Terrasa

tuanaki

Tuanaki o Tuanahe es el nombre de un archipiélago supuestamente localizado al sur del grupo meridional de las Islas Cook. Cartografiadas en algunos mapas del siglo XX, la opinión de los geógrafos se divide entre los que creen que se trata de un error y los que afirman que las islas existieron, pero se encuentran actualmente sumergidas.

El primer avistamiento de estas islas se remonta al año 1863, por parte del navegante británico J. E. Haymet durante su ruta desde Nueva Zelanda hasta las islas Cook. Se trataba de un dos farallones verticales localizados en las siguientes coordenadas: 27º 11″ Sur 160º 13″ Oeste. Este grupo de islotes fue bautizado como Haymet Rocks, aunque algunos miembros de la tripulación las identificaron como los restos de la legendaria isla de Tuanaki.

La leyenda, muy popular entre los habitantes indígenas de las Cook, contaba que Tuanaki estaba formado por tres islas bajas rodeadas por una gran barrera de arrecife. Se hallaban a dos días de navegación (unos 322 kilómetros) al sur de Rarotonga. Afirmaban que las islas estaban habitadas y que algunos habitantes de Rarotonga se habían ido a vivir allí años atrás, mezclándose con la población local.

Antes de Haymet, en 1843, una goleta de misioneros encabezados por el reverendo William Gill, había tratado ya de localizar Tuanaki, aunque sin éxito. Después de Haymet, el grupo de islas míticas quedó reducido a un simple grupo de islotes bajos que habrían pasado desapercibidos desde cierta distancia.

Buscando una isla perdida

Existen algunas evidencias de un gran suceso sísmico en los años previos a la expedición de Gill. En opinión de muchos, eso explicaría la desaparición de Tuanaki y el hundimiento de las islas en el océano, de las que solo quedarían algunos vestigios rocosos: los que fueron avistados y cartografiados por Haymet dos décadas más tarde.

En el año 1916, la Sociedad Polinesia de Honolulu publicó un relato que recogía el testimonio de un marinero que había visitado estas islas en 1842, pasando seis días entre los nativos. Esta publicación reavivó el interés por estas islas remotas y misteriosas. Incluso el mismísimo Sir Ernest Shackleton, durante la preparación de su expedición antártica de 1921-1922, proclamó que uno de los objetivos que se había marcado era el de encontrar Tuanaki, o los restos de estas islas. Por desgracia, el explorador murió en aguas antárticas antes de poner rumbo hacia las islas Cook.

La situación de la cuestión de Tuanaki en la actualidad es confusa. En general se cree que el grupo de Haymet Rocks no es sino un vestigio de estas islas desaparecidas, si bien la existencia de Haymet Rocks tampoco ha sido confirmada.