Geografía

Inicio África, Geografía regional, Malí Malí: población y economía

Malí: población y economía

Publicado por Daniel Terrasa

La población actual de Malí se encuentra alrededor de los 18 millones de habitantes. Sin embargo, su índice de densidad demográfica está en torno a los 14 habitantes por kilómetro cuadrado. Esto se debe a que grandes áreas del país, principalmente al norte, están prácticamente deshabitadas.

El mapa de distribución demográfica de Malí presenta grandes desigualdades. Cerca del 90% de sus habitantes se concentran en la mitad sur (un millón de personas sólo en Bamako, la capital), que es la zona menos árida. Dos tercios de la población de Malí es de tipo rural y alrededor del 5-10% son grupos nómadas.

En Malí, los límites que marcan las diferencias entre los grupos étnicos del país son difusos. Hay muchos matrimonios mixtos e intercambios culturales, aunque se pueden establecer algunas distinciones:

Por ejemplo, en la zona del Sahel y al norte de la curva de Níger se concentra la población bereber (incluidos los tuareg) y la población de origen árabe.

En el resto del país encontramos diferentes pueblos agrícolas y ganaderos a lo largo del valle del Níger: los Bambara (el grupo más numeroso), los Malinke en el suroeste, los Songhai, los Dogon, los Bwa, los Bobo, los Senufo y los Minianka, por citar los más importantes.

Entre los pueblos nómadas del Sahel cabe mencionar a los Fulani, los Tukulor, los Khasonke, los Bozo y los Somono.

Lengua y religión

Sobre el papel, el francés es el idioma oficial de Mali, aunque en realidad las lenguas más habladas son el bambara (utilizado como de facto como lengua común hablada por más del 80% de la población), y también el malinke, el khasonke, el wasulunka y el soninke.

En el norte se habla el árabe, aunque los tuareg también conservan su lenguaje tradicional amazigh y su sistema de escritura distintivo, el tifinagh.

El islam suní es practicado por más del 90% de la población de Malí. La minoría cristiana supone aproximadamente el 3% de la población.

Economía de Malí

La agricultura es la base de la economía maliense. La zona agrícola más importante es la del delta interior del Níger, donde se cultiva mijo, arroz, trigo, maíz, ñame y yuca. Otros productos destinados a la exportación son algodón, caña de azúcar, tabaco y té. Las principales áreas ganaderas (vacas, ovejas y cabras) son el Sahel y la región alrededor de Macina. Malí es también uno de los mayores productores de pescado en África occidental.

Los recursos minerales de Malí son enormes, pero están relativamente poco aprovechados. El mineral explotado más importante es el oro, una fuente importante de divisas, el cual se extrae principalmente en las áreas del suroeste del país, en la meseta de Mandingue. En el país hay también grandes depósitos de hierro, bauxita, manganeso, fosfato y litio.También hay pequeñas cantidades de tungsteno, uranio, estaño, plomo, cobre y zinc.

La industria está poco desarrollada. Existen plantas de procesamiento de alimentos y otros productos agrícolas, así como de fabricación de materiales de construcción o bienes de consumo. La mayor parte de la producción se destina al mercado interno.

Los principales socios comerciales de Malí son China y otros países asiáticos, además de sus países vecinos, Sudáfrica y Francia.

Categorías: África, Geografía regional, Malí