Geografía

Egipto: economía

Publicado por Daniel Terrasa

Egipto es predominantemente un país agrícola, tanto en términos de Producto Interior Bruto (PIB) como en tasa de ocupación laboral. Actualmente es uno de los principales productores mundiales de productos básicos de algodón.

La base de su estructura económica se asentaron a raíz de las reformas inspiradas en el régimen soviético en la materia agrícola e implementadas en los años 50 y 60. Esta revolución agrícola aumentó la cantidad de tierra disponible para cultivar y su distribución entre los campesinos. El resto de las actividades económicas están copadas por la industria y el turismo, siempre sujeto a fuertes fluctuaciones dependientes de la inestabilidad política de la región.

Agricultura

Solamente el 3% del territorio de Egipto es tierra cultivable. Sin embargo, esta área tan limitada es sumamente fértil y ofrece varias cosechas al año.

La agricultura aporta casi una séptima parte del PIB, emplea a aproximadamente una cuarta parte de la fuerza laboral y proporciona al país una importante fuente de divisas por exportación. A diferencia de otros países en vías de desarrollo, en Egipto la agricultura está orientada hacia la producción comercial en lugar de la subsistencia.

El principal cultivo es el algodón (Egipto es el principal productor mundial). Otros cultivos importantes son el maíz, el arroz, el trigo, el sorgo, la caña de azúcar, la remolacha azucarera, la patata y la cebolla. También se cultivan muchas variedades de frutas.

Recursos naturales e industria

A pesar de la extensión del país, los recursos naturales de Egipto son escasos. Sus yacimientos de petróleo son relativamente pequeños. Se concentran en el desierto Occidental y en  la península de Suez, donde se ubican la mayoría de refinerías. En el país hay también algunos yacimientos de fosfato, carbón y hierro.

El Nilo constituye una fuente incomparable de energía hidroeléctrica, sobre todo después de la construcción de la central eléctrica de Asuán en 1970.

El sector industrial egipcio inició su desarrollo en los años 50, especializándose en la industria pesada gracias a una serie de acuerdos a largo plazo con la Unión Soviética en 1964. Actualmente, la mayoría de las grandes empresas manufactureras siguen siendo propiedad estatal o están operadas por el Estado. Las principales industrias son la petroquímica, la farmacéutica, la alimenticia y la textil.

Comercio

La balanza comercial de Egipto es históricamente negativa: las importaciones superan siempre a las exportaciones. Este déficit comercial alcanzó niveles récord a principios y mediados de la década de 1980, en gran parte debido a la disminución de los ingresos de las exportaciones de petróleo y el aumento de las importaciones de alimentos.

Las exportaciones principales del país son materias primas, productos minerales y químicos y productos alimenticios; sus grandes exportaciones son petróleo y productos derivados,algodón y productos textiles. Los socios comerciales más importantes de Egipto son China, Estados Unidos, Italia y Alemania.

Turismo

El sector de servicios, en el que están incluidas las actividades turísticas, es fundamental para la economía egipcia. El turismo ha sido tradicionalmente una fuente importante de divisas: millones de personas viajan a Egipto todos los años atraídos por su oferta de ocio (resorts de sol y playa en el mar Rojo) y su espectacular e incomparable patrimonio histórico (pirámides de Giza, templos antiguos, etc.)

A partir del siglo XXI, la inestabilidad política del país, así como los problemas de seguridad y terrorismo han causado grandes perjuicios al sector turístico egipcio, que lucha por recuperar las cifras de los años 90.

Categorías: África, Egipto, Geografía regional