Geografía

Inicio Asia, Israel Mar de Galilea

Mar de Galilea

Publicado por Daniel Terrasa

mar de galilea

El Mar de Galilea, también llamado lago Kinneret o Tiberíades, es el lago de agua dulce más bajo del mundo y el segundo lago más bajo del planeta después del Mar Muerto. Se encuentra al norte de Israel, a una altitud media en torno a los 210 metros por debajo del nivel del mar.

Limita al este-noreste con los Altos del Golán y al oeste con la región de Galilea. Su forma es irregular, aunque redondeada, con un perímetro total de 53 kilómetros, con unos 21 kilómetros de largo y unos 13 kilómetros de ancho. Su área total es de 167 kilómetros cuadrados, con una profundidad media de 25 metros y máxima de 43 metros. Estas cifras son relativas, ya que el volumen del lago oscila sensiblemente a lo largo del año.

Geológicamente, forma parte del Valle del Rift del Jordán, la depresión abierta como resultado de la separación de las placas africana y árabe. En consecuencia, es un área de intensa actividad sísmica. En el pasado también fue una zona de volcanismo, lo cual se atestigua con la presencia de basalto y otras rocas ígneas.

El principal aporte de agua del Mar de Galilea procede del río Jordán, el cual fluye a través de él de norte a sur y sale del lago en la presa de Degania. También recibe importantes aportes de manantiales subterráneos. El lago desagua por a través del Jordán por su lado meridional, aunque también pierde gran parte de su volumen a causa de la evaporación.

El Mar de Galilea tiene una larga historia a sus espaldas y es mencionado en numerosas ocasiones en el Nuevo Testamento. Es el escenario de algunos de los milagros atribuidos a Jesucristo.

Uso del agua y otras actividades

mar de galilea

El volumen de las aguas del lago es monitoreado por las autoridades israelíes. Un sistema de bombeo externo impide que su nivel sea inferior a los 214 metros por debajo del nivel del mar.

Las administraciones también miden regularmente la salinidad del agua, que ha ido creciendo lentamente durante las últimas décadas. Aunque el Mar de Galilea ya no es, como sí fue en el asado, el principal suministrador de agua dulce del país, sigue teniendo una importancia capital. De hecho, el acceso al suministro de agua potable ha enfrentado a Siria e Israel desde los años 40 del siglo pasado.

Las aguas del lago albergan una variada fauna y flora. La pesca se practica en ellas desde hace milenios y en la actualidad habitan allí especies históricas de peces junto a otras introducidas posteriormente. Las orillas son el hábitat de numerosas especies de aves acuáticas durante sus rutas migratorias.

Por último, hay que destacar el turismo religioso como una de las más importantes actividades económicas que se desarrollan a orillas del Mar de Galilea. Cada año el área recibe a decenas de miles de visitantes.