Geografía

Inicio Asia, Israel Israel: economía

Israel: economía

Publicado por Daniel Terrasa

Desde el mismo momento de la fundación del Estado moderno de Israel, la afluencia masiva de inmigrantes europeos y norteamericanos con alta cualificación contribuyó a un rápido aumento del producto nacional bruto (PNB).

Por otra parte, el país se benefició de aportaciones de capital extranjero (muchos provenientes de otras comunidades judías dispersas por el mundo), ayudas económicas de Estados Unidos y reparaciones de guerra de la República Federal de Alemania como compensación por los crímenes de los nazis.

Por otra parte, Israel ha tenido que afrontar también importantes obstáculos: un aumento demográfico disparado, escasez de recursos naturales, el obligado gasto en defensa y el boicot económico de la mayor parte de estados vecinos, todos ellos países árabes.

Este último aspecto ha mejorado ostensiblemente en los últimos años. Hoy Israel mantiene relaciones diplomáticas y comerciales con algunos países de la región como Egipto, Jordania, Emiratos Árabes Unidos y Bahrein.

La economía israelí ha pasado de un modelo de control estatal en los años 50 y 60 a una economía de corte liberal.

 En la actualidad el nivel de vida de los habitantes de Israel es relativamente alto. La prosperidad se debe a ciertos sectores industriales tecnológicos orientados a la exportación y también al turismo.

Agricultura y recursos naturales

Los recursos hídricos de Israel son muy limitados. El agua de los ríos Jordán y Yarqon y del lago Tiberíades se transporta mediante canales y acueductos a las zonas más áridas del sur. Sin embargo, gracias al desarrollo tecnológico y a la mecanización del campo, las tierras de regadío han ido aumentando año tras año permitiendo el cultivo de cítricos, hortalizas y algodón, entre otros productos. El sector agrario se ha organizado tradicionalmente en torno a dos formas de explotación rural: el kibbutz (imagen inferior) y el moshav.

La pesca en aguas del Mediterráneo y del Mar Rojo es limitada. Los pesqueros israelíes obtienen la mayor parte de sus capturas en aguas del Océano Índico.

Los recursos minerales de Israel también son escasos. Hay potasa, bromo y magnesio en las aguas del Mar Muerto, cobre en Arava y pequeños depósitos de petróleo en el norte de Negev y el sur de Tel Aviv. El país también cuenta con reservas de gas natural al noreste de Beersheba y en alta mar, en el Mediterráneo.

Industria y turismo

La demanda internacional de productos tecnológicos avanzados (software informático, electrónica) fabricados en Israel ha estimulado el crecimiento industrial desde los años 80. La excelencia de su sector tecnológico tiene su base en una fuerte y constante inversión en educación e investigación. Por otra parte, las principales limitaciones de la industria israelí son la escasez de materias primas y fuentes de energía nacionales.

Otras industrias importantes en el país con la petroquímica y la electroquímica. La producción de armas y productos militares, así como la de corte y pulimentado de diamantes también tienen un peso importante.

Otra importante fuente de ingresos para Israel es el turismo, que no ha dejado de crecer a pesar del impacto negativo de los constantes conflictos regionales. Los visitantes viajan a Israel para visitar los lugares sagrados (Tierra Santa) como el Muro Occidental y la Cúpula de la Roca en Jerusalén, así como por los centros de ocio del Mediterráneo y el Mar Muerto (imagen superior).

Comercio

Con los principales mercados regionales del mundo árabe cerrados, Israel ha ido estableciendo una serie de acuerdos de libre comercio con la Unión Europea y Estados Unidos. A pesar de eso, el saldo de su balanza comercial ha sido históricamente negativo.

Israel importa materias primas y alimentos, mientras que exporta un abanico de productos muy diversificado. Sus principales socios comerciales son actualmente Estados Unidos y China.

Categorías: Asia, Israel