Geografía

Inicio Asia, Irak Irak: relieve e hidrografía

Irak: relieve e hidrografía

Publicado por Daniel Terrasa

La topografía de Irak se puede dividir en cuatro regiones fisiográficas: las llanuras aluviales que dominan la región central y sudoriental del país, la zona montañosa del norte denominada Al-Jazira (en árabe: «la isla»), los desiertos del oeste y el sur; y las tierras altas del noreste.

Cada una de estas regiones se extiende a los países vecinos, aunque las llanuras aluviales se encuentran principalmente en Irak, a lo largo de los cursos del Tigris y el Éufrates.

Las llanuras de la Baja Mesopotamia se extienden hacia el sur desde Balad, a orillas del Tigris, hasta el Golfo Pérsico, cubriendo una superficie de 132.000 kilómetros cuadrados (casi un tercio de la extensión del país). Estas llanuras se caracterizan por una baja elevación, por debajo de los 100 metros, y un pobre drenaje natural.

Esta zona está sujeta a inundaciones estacionales generalizadas. Sus marismas se suelen secar en verano dando lugar a extensos páramos salados. Cerca de su desembocadura, los dos grandes ríos iraquíes se unen formando el  gran lago salado de Shatt al-Arab.

Al norte de las llanuras aluviales, entre los ríos Tigris y Éufrates, se encuentra la árida meseta de Al-Jazira.

El oeste y el sur de Irak es una vasta región desértica que cubre unos 168.000 kilómetros cuadrados (cerca de un 40 % de la extensión del país). El desierto occidental es una extensión del desierto sirio, mientras que el desierto del sur se divide en dos partes: el desierto rocoso de Al-Hajarah al oeste y el desierto arenoso de Al-Dibdibah al este.

Las montañas, colinas y llanuras del noreste de Irak ocupan aproximadamente una quinta parte del país. Allí se encuentra el pico más alto del país, el Cheekha Dar (3.611 m), en el Kurdistán iraquí.

El sistema fluvial Tigris-Éufrates

Aunque menos de la mitad de la cuenca del Tigris-Éufrates se encuentra dentro de las fronteras del país, sus cursos conforman los límites históricos de Mesopotamia, el actual Irak.

Ambos ríos nacen en las tierras altas armenias de Turquía, donde son alimentados por el deshielo del invierno. El Tigris fluye a lo largo de de 1.417 km en territorio iraquí, mientras que el Éufrates (imagen inferior) lo hace durante 1.212 km, Los ríos se encuentran cerca de Al-Qurnah para formar el lago de Shatt al-Arab. Des de allí fluyen en paralelo otros 100 kilómetros hasta desembocar en aguas del Golfo Pérsico.

Casi todos los afluentes del Tigris están en su margen izquierda (este). De ellos los más importantes proceden de los Montes Zagros (Gran Zab, el Pequeño Zab y Diyala). Como resultado, el Tigris puede estar sujeto a inundaciones devastadoras, como lo demuestran los muchos canales antiguos que quedaron cuando el río forjó un nuevo curso. El período de flujo máximo del Tigris es de marzo a mayo.

En cambio el Éufrates, cuyo flujo es aproximadamente un 50 %  mayor que el del Tigris, no recibe grandes afluentes en Irak.

Se necesitan muchas represas en los ríos y sus afluentes para controlar las inundaciones y permitir el riego. Uno de los canales más importantes del país conecta el Tigris con el lago Al-Tharthar.

Categorías: Asia, Irak