Geografía

Inicio Asia, Filipinas Filipinas: relieve e hidrografía

Filipinas: relieve e hidrografía

Publicado por Daniel Terrasa

La característica física más destacada de Filipinas es la configuración irregular del archipiélago, con una larga línea de costa de más de 36.000 kilómetros. Este complejo cuadro geográfico se complica aún más por la abundancia de montañas y un tupido sistema fluvial con abundancia de lagos.

La Cordillera Central es la cadena montañosa que cubre gran parte del interior de la isla de Luzón. Está formada por tres sierras paralelas que se extiende hacia en sentido norte-sur. Su elevación máxima supera los 1.800 metros.

Por otra parte, la Sierra Madre, que se extiende a lo largo de la costa del Pacífico desde el norte hasta el centro de Luzón, es la más larga del país. En el centro de Luzón ambos sistemas montañosos (Cordillera Central y Sierra Madre) se encuentran para formar las montañas Caraballo.

En la parte suroeste del norte de Luzón se encuentran las escarpadas montañas de Zambales, de origen volcánico. Al sureste se levanta el volcán Mayon (2.462 metros), el pico más alto de la isla (ver imagen superior).

Hay varias cordilleras importantes en Mindanao, como las montañas de Diuata en la costa oriental, las montañas Butig, que se extienden hacia el noroeste desde el extremo noreste del Golfo Moro. Cerca de la costa sur-central de la isla se encuentra el Monte Apo (2.954 metros), el pico más alto de Filipinas.

Aunque los volcanes son una característica notable del paisaje, en Filipinas la actividad volcánica es escasa. De los 50 volcanes catalogados en el país, sólo una quinta parte están activos.

Hidrografía

Los ríos más importantes de Filipinas son:

  • En la isla de Luzón: Cagayan, Agno, Pampanga, Pasig y Bicol.
  • En la isla de Mindanao: Río Grande de Mindanao y Agusan.

El lago más grande del archipiélago, con un área de 922 km cuadrados, es Laguna de Bay, en la isla de Luzón (mapa superior). También en Luzón y justo al suroeste de la Laguna de Bay se encuentra el lago Taal, con 244 kilómetros cuadrados de extensión en el interior de un cráter volcánico. Por otra parte, el lago Sultan Alonto en Mindanao es el segundo lago más grande del país, con una superficie de 340 kilóemtros cuadrados.

Clima

El clima de Filipinas es tropical y se encuentra fuertemente influenciado por el Monzón. En general, los vientos de lluvia soplan desde el suroeste aproximadamente de mayo a octubre, y los vientos más secos provienen del noreste de noviembre a febrero. Por lo tanto, las temperaturas permanecen relativamente constantes de norte a sur durante el año, y las estaciones consisten en períodos húmedos y secos. Sin embargo, hay grandes variaciones regionales en cuanto a la frecuencia y la cantidad de las precipitaciones.

Las temperaturas más altas se registran durante la estación seca. En este periodo en ciudades como Cebú, Davao y Manila se alcanzan los 38 ° C. Las temperaturas disminuyen con la elevación, de modo que las ciudades y pueblos ubicados en elevaciones más altas disfrutan de un clima agradable durante todo el año. En ocasiones la temperatura en esos lugares cae cerca de los 4 ° C.

De junio a diciembre, los ciclones tropicales (tifones) azotan con frecuencia las costas de Filipinas. La mayoría de estas tormentas provienen del sureste y causan muchos daños debido a las inundaciones y los fuertes vientos.

 

Categorías: Asia, Filipinas