Geografía

Inicio África, Burundi Burundi: geografía física

Burundi: geografía física

Publicado por Daniel Terrasa


Burundi es un pequeño estado ubicado en la región de los Grandes Lagos de África. Tiene una extensión total de 27.800 kilómetros cuadrados. Su capital es Bujumbura.

Burundi limita al norte con Ruanda, al oeste con la República Democrática del Congo y con el Lago Tanganica, y al sur y al este con Tanzania.

La topografía de Burundi está condicionada por su inclusión dentro del flanco oriental del Valle del Rift occidental, en la llamada «falla albertina». Una cadena de montañas y altas mesetas se eleva hasta 2.760 metros en el Monte Heha, el punto más alto del país.

En el noroeste, el estrecho valle de Imbo se extiende hacia el sur desde Ruanda hasta el lago Tanganica y el río Ruzizi, que separa Burundi de la República Democrática del Congo.

Más al sur y al oeste, a lo largo de las orillas del lago, la tierra se eleva abruptamente para formar parte de la divisoria Congo-Nilo, que alcanza elevaciones de 2.600 metros sobre el nivel del mar. Al este de la divisoria, las mesetas se inclinan suavemente hasta elevaciones de 1.500–1.800 metros hacia el sureste. El río Ruvyironza fluye hacia el noreste, atravesando estas mesetas. Algunos valles y lagos poco profundos ocupan la frontera norte cerca de Ruanda.

Clima

La elevación es un factor importante en el clima de Burundi, al moderar en gran medida su carácter tropical.

En las zonas más altas del país se registran temperaturas relativamente frías, con medias mensuales situadas en torno a los 21 ° C durante todo el año. En las regiones bajas la media térmica es más alta. Por ejemplo, en la capital Bujumbura, situada en el valle de Imbo, alcanza los 23-25 º C.

La precipitación anual oscila entre 1.500 y 1.800 mm en las áreas más altas, aunque se reduce a 1.000 mm a orillas del lago Tanganica. En todo el país se produce una corta estación seca entre los meses de mayo y agosto.

Flora y fauna

La cubierta forestal natural de Burundi ha desaparecido casi por completo del paisaje y ahora se limita principalmente a laderas de montañas más altas. En las mesetas, la sabana boscosa domina elevaciones más altas, dando paso a una sabana más abierta en las laderas más bajas.

La caza furtiva ha asestado un duro golpe a la vida salvaje del país. La población de elefantes prácticamente ha desaparecido, dejando solo jabalíes, babuinos y antílopes como las especies menos amenazadas.

En Burundi hay dos parques nacionales fundados en el año 1982 para preservar la vida silvestre: el Parque Nacional Kibira, al noroeste, y el Parque Nacional Ruvubu, que se extiende a lo largo del río del mismo nombre.

Categorías: África, Burundi