Geografía

Inicio Geografía de la población Demografía: los movimientos migratorios

Demografía: los movimientos migratorios

Publicado por Daniel Terrasa

Los movimientos migratorios de la población se refieren al cambio de residencia permanente de un grupo humano relacionado con factores económicos y sociales.

Estos desplazamientos se vienen produciendo desde la Prehistoria y han sido registrados a lo largo de los siglos en todos los continentes.

Cuando estos movimientos se producen dentro de las fronteras de un mismo país hablamos de migraciones interiores. Algunos ejemplos serían el éxodo rural, migración de zonas rurales a zonas urbanas o la movilidad laboral entre grandes centros urbanos que se da en países desarrollados como Estados Unidos. La causa principal de este tipo de migraciones es casi siempre la económica.

Cuando estos movimientos se producen entre estado, a los motivos económicos se les suman los políticos (exilios, deportaciones, refugiados, etc).

En la actualidad, los principales países y regiones que atraen inmigrantes son: Estados Unidos y Canadá, Europa Occidental, Australia y Nueva Zelanda. En menor medida, otros países como Argentina, Sudáfrica o Japón reciben inmigrantes procedentes de los países de su entorno.

En el mapa superior se reflejan cuales son las grandes zonas de origen y destino de los movimientos migratorios, así como los principales flujos.

Factores de atracción y expulsión

Los flujos migratorios vienen determinados por las circunstancias políticas, sociales y culturales de los países de origen (factores de expulsión) y las de los países receptores (factores de atracción).

Los principales factores de expulsión en lso países emisores son económicos (pobreza, crisis económica), políticos (donde se incluye la persecución religiosa así como la represión de disidentes y opositores) y relativos a la seguridad (violencia, conflictos armados).

Los factores de atracción de los países receptores son, por tanto, los opuestos a los anteriores: posibilidad de prosperar económicamente, seguridad ciudadana, servicios públicos, garantías democráticas y de respeto a los derechos humanos, etc. También el idioma puede actuar como factor de atracción en el caso de inmigrantes que se desplazan a países donde se habla la misma lengua que en su país de origen.

7738

Consecuencias de los movimientos migratorios

Las consecuencias de los movimientos migratorios son diversas. En el caso los emigrantes puede suponer una mejora en su nivel de vida, aunque para otros en cambio deriva en desarraigo y marginación. Para los países receptores hay más ventajas que inconvenientes, pues estos reciben contingentes demográficos generalmente jóvenes en los que no se ha invertido en sanidad o educación. Estos inmigrantes se incorporan al mercado laboral y dinamizan la economía.

Por otra parte, cuando la inmigración alcanza un volumen considerable puede tener un impacto significativo en la estructura social, cultural y económica del país receptor, pudiendo derivar a medio-largo plazo en problemas de falta de integración,  marginación, rechazo y xenofobia.

Para los países emisores supone la pérdida de una parte de la población joven, activa y fértil. Por otro lado, esta salida de población supone un alivio a la presión demográfica y la población que permanece recibe remesas de dinero del exterior, aunque no redunda en el desarrollo económico.

Cálculo de los movimientos migratorios

  • Saldo migratorio, resultado de restar el número de emigrantes al de inmigrantes. EN el mapa de arriba se marcan en distintos colores los países con saldo migratorio positivo y con saldo negativo.
  • Tasa bruta de migración neta, que relaciona el saldo migratorio de un periodo determinado con el crecimiento demográfico.

 

 

Categorías: Geografía de la población