Geografía

Cordillera

Publicado por Pablo Guerrero

Una cordillera es una cadena de montañas unidas entre sí, constituyendo zonas plegadas o en fase de desplegamiento. Es de tamaño más grande que la sierra.

Su formación se debe a que en las regiones alargadas (o geosinclinales) que bordean a los continentes se produce una abundante acumulación de sedimentos muy espesos y demás materiales residuales, como consecuencia de la presión que reciben desde sus laterales, plegándose y elevándose hasta formar accidentes geográficos como las cordilleras.

Sin embargo, también influyen en este proceso la acción del viento, el agua, el clima, la vegetación y el suelo. Y en ciertas ocasiones, también intervienen la erosión que experimentan las zonas altas o de volcanes, en especial a causa del agua y el hielo, que con su actividad de fricción profundizan la superficie de la tierra y forman los valles, a la vez que acumulan material sedimentario en las áreas bajas.

Las montañas definen el clima y la temperatura

Las grandes elevaciones de la superficie terrestre son unos de los accidentes geográficos más influyentes en el clima de una región y en la temperatura reinante.

En cuanto al clima, predominan las precipitaciones orográficas, que se originan cuando el viento cálido y húmedo que sopla desde el océano luego se eleva y se enfría transformándose en lluvias, por lo que el aire seco y fresco se desplaza al lado de sotavento, es decir, en la dirección desde la que proviene el viento.

Con respecto a la temperatura, a mayor altura del relieve, temperaturas más frías. Asimismo, las laderas cara sur son menos frías que las laderas cara norte.

Algunas de las cordilleras más conocidas de nuestro planeta:

Cordillera Cantábrica: es la sucesión de montañas más occidental de Europa y se encuentra en el norte de España, extendiéndose por unos 480 kilómetros en sentido oeste-este en forma paralela al mar Cantábrico, y por un promedio de 100 kilómetros de amplitud en sentido norte-sur. Es también conocida como Montes Cantábricos.

Cordillera de los Andes: es una gran cadena montañosa de América del Sur que comprende Argentina, Chile, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Se extiende por 7500 kilómetros en sentido sur-norte al borde del océano Pacífico y mide unos 4000 metros de alto, aunque en algunos picos supera los 6000.
Se originó a fines del Cretácico tardío por movimientos de las placas tectónicas, y más adelante por la actividad de sismos y volcanes, cuya influencia fue crucial en la morfología de los terrenos, donde predominan bellos y extensos paisajes, como series de montañas elevadas, altiplanos y valles transversales y paralelos a los grandes ejes montañosos.

Otras cordilleras famosas son: Los Pirineos (ubicada al norte de la Península Ibérica, entre España, Andorra y Francia); el Himalaya (atraviesa Bután, China, Nepal e India); Los Alpes (comprende Francia, Suiza, Italia, Austria, Mónaco, Eslovenia, Alemania y Liechtenstein); Montes Apalaches (se extiende desde Terranova y Labrador, en Canadá, hasta Alabama, en Estados Unidos); Montañas Rocosas (abarca Alaska, Canadá y Estados Unidos); Sierra Madre Oriental (en México); Montes Urales (en Rusia y Kazajstán); entre muchas otras más.

Categorías: Geografía general