Geografía

Cartograma

Publicado por Pablo Guerrero

Es un mapa o un diagrama que contiene datos de cantidad que tienen que ver con las respectivas áreas, por la cual se puede ir modificando los tamaños de las unidades de enumeración.

Esto funciona mediante la información que se obtiene a través de la distorsión de las superficies reales, donde se utiliza cada superficie de enumeración como símbolo equitativo que va aumentando o disminuyendo según los valores correspondientes. Un ejemplo de este trabajo es la representación de los países dónde su tamaño en el mapa depende del número de su población.

Los cartogramas no cuentan con un mapa base, en donde pueden consultar, ya que la propia estructura geográfica se transforma en información del medio a través de la distorsión. Por esta causa los cartogramas no se encuentran relacionados con mapas convencionales, temáticos, los cuales se obtienen por la superposición de símbolos a un mapa como base hecho a imagen y semejanza de la superficie.

El que pueda codificar la información de un cartograma verá algo muy distinto a lo que se ve en un mapa convencional porque la ve distorsionada. Con la técnica que se emplea se pierden las relaciones de contigüidad y de orientación. Esto se ve atravesado por el aumento y la disminución de las áreas, que no coinciden en la realización del espacio real y es necesario dividir las unidades, siempre manteniendo las normal de prevalecer las formas orinales, u omitir estas para sostener relaciones espaciales.

En esta disciplina se distinguen dos tipos de cartogramas: Los que tienen contigüidad y los que no tienen contigüidad, de los que se pueden mencionar sus ventajas y desventajas.

El cartograma con contigüidad son los que en sus unidades internas so adyacentes entre sí logrando el parecido a un mapa común y corriente. A lo que hace mención con “contigüidad” es a la asociación de la imagen distorsionada con el territorio geográfico que se contempla. El sostén de la correlación de los límites y fronteras hace que el cartograma se acerque al verdadero espacio geográfico y evitar el relleno mentalmente de las áreas y convertir este trabajo en un mapa común.

Las relaciones espaciadas que se ven son incorrectas y las formas de los dispositivos de enumeración están expuestas de manera simple. Lo que ocasionan las grandes distorsiones es el difícil reconocimiento, por lo que la asociación del cartograma con el espacio geográfico verosímil es también dificultosa en el reconocimiento. Esto genera que se deba utilizar otro sistema de captación.

Los cartogramas con contigüidad son más arduosos en la construcción en relación a los que no respetan la contigüidad de los espacios geográficos.

Los cartogramas sin contigüidad son los que en las unidades internas mantienen la forma, sacrificando la continuidad entre las mismas. Cada elemento es puesto en posición correcta respecto a las que conserva a lado, y para ello se dejan espacios vacíos. Las ventajas se ven en que son más fáciles de armar, de fabricar mejor dicho, y sobre todo mantienen las formas originales a diferencia de los contiguos. Lo que lo hace desventajoso es la no conservación del espacio geográfico porque es más difícil entenderlo la información.

Categorías: Cartografía, Geografía general