Geografía

Inicio Cartografía, Geografía general Proyección cartográfica

Proyección cartográfica

Publicado por Pablo Guerrero

Es obvio que un mapa no puede representar en su superficie toda la esfera de la tierra en sus dimensiones reales. Es ahí donde entran en juego la cartografía (el estudio de los mapas) y los cartógrafos (los encargados de trabajar en ella y de elaborar los mapas correspondientes).

Por eso la proyección cartográfica, también denominada proyección geográfica, es un sistema gráfico de representación que relaciona de manera ordenada y proporcional los puntos de la superficie curva de la tierra y los de una superficie plana, a través de una malla o red de meridianos y paralelos (los cuales se visualizan en las coordenadas X e Y). Estas coordenadas, que son proyectadas, se obtienen aplicando fórmulas matemáticas a partir de las coordenadas geográficas (latitud y longitud), que son no proyectadas.

Clasificación principal:

Hay tres tipos de proyecciones cartográficas básicas, vinculadas a su propiedad principal que es el tipo de superficie sobre la que se la realiza, a saber:

• Cilíndrica: es la proyección de Mercator, una de las más utilizadas, que proyecta la superficie de la tierra sobre una superficie en forma de cilindro. Es muy útil para elaborar mapamundis y para ver el planeta Tierra proporcionalmente completo.
• Cónica: es la proyección del globo terrestre sobre una superficie en forma de cono, cuyo vértice está en el eje que une ambos polos. Es muy usada para observar los países y continentes.
• Cenital, polar o azimutal: es la proyección de una porción de la esfera de la Tierra sobre un punto seleccionado tangencialmente, ofreciendo una distorsión que depende de la distancia entre ambos (a menor distancia, menor distorsión, y viceversa). Se puede lograr una imagen que representa la visión de la Tierra desde un punto interior (proyección gnomónica) o exterior (proyección ortográfica). Es utilizado para estudiar los hemisferios y polos.

Clasificaciones secundarias:

Pero al momento de clasificar, también se debe tener en cuenta la relación entre la superficie terrestre y la superficie de proyección, que puede ser tangente, secante u oblicua.

A su vez, las proyecciones pueden ser equidistantes (si conservan las distancias); equivalentes (si conservan las superficies); o conformes (si conservan las formas o ángulos).

Y por último, pueden variar según el punto que se tomará como centro del mapa:

• Polares: si el centro del mapa es alguno de los polos.
• Ecuatoriales: si el centro es la intersección entre un meridiano y la línea del Ecuador.
• Oblicuas o inclinadas: si el punto central es cualquier otro punto.

Proyecciones modificadas:

Los cartógrafos diseñan y elaboran los mapas actuales basándose en modificaciones con respecto a las verdaderas dimensiones y propiedades del globo terrestre, o bien combinando todas las demás proyecciones y estableciendo así varios puntos focales para corregir las distorsiones que inevitablemente aparecen en determinadas regiones seleccionadas. Con más razón, estas modificaciones se hacen también cuando a ciertas áreas de la Tierra se las considera menos importantes, como por ejemplo las grandes extensiones de mares, océanos y desiertos.

Existen varias proyecciones modificadas que varían de acuerdo al uso que se le asigne al mapa, pero entre las más conocidas y empleadas están la proyección policónica de Lambert y los mapamundis.

Categorías: Cartografía, Geografía general