Geografía

Batimetría

Publicado por Pablo Guerrero

Es el equivalente submarino de la altimetría. Y es el que se encarga del estudio de la profundidad de los mares, de lo que se conoce como la tercera dimensión de los fondos lacustres o bien, marinos.

Un mapa de esta disciplina muestra el panorama de los fondos, como el relieve del mismo, o el terreno como isógramas y da información de complemento para la navegación en superficie.

En sus principios la “batimetría” tenía como objeto la profundidad oceánica. Las primeras técnicas se basaban en segmentos de longitud llamadas de cable o cuerda pesada, que colgaban por el lateral de un barco en superficie. Pero resultó ser limitada la técnica ya que solo mide la profundidad en un punto solo a la vez y resulta poco eficiente además de poco precisa ya que se encuentra sujeta a los movimientos del barco, las mareas, las corrientes y pueden dañar le cable que hace el trabajo.

Hoy las técnicas han avanzado y la confección de mapas batimétricos proviene normalmente de un sonar acoplado bajo la quilla o en el lateral de un buque, que lanza una onda de sonido hacia el fondo del mar. La cantidad de tiempo que tarda el sonido en atravesar el agua, rebotar en las profundidades y volver da como resultado la profundidad exacta de la zona explorada. Hace varios años se calculaba la media de cada uno de los impulsos, de forma individual, de un sonar para fabricar un mapa continúo para suplantar a una medición de puntos. Hoy se utiliza un sonar de barrido ancho, que está compuesto por docenas de ondas simultáneas, estrechas y contiguas uno con otros, que forman un abanico de 90 y 180 grados.

Este último método, el de los sonar de barrido ancho permiten una resolución precisa y de muy alta confiabilidad. Depende de la profundidad y le permite a un buque cubrir muchas más superficie del fondo marino no así sucede con la medición individual. Estas ondas se actualizan varias veces por segundo, alrededor de 1 a 40 Hz, dependiendo de los fondos con que se cuente. Esto permite que el barco pase más veces y más rápido y sosteniendo una cobertura del fondo del 100 %. Contiene sensores extras que corrigen la señal dependiendo de la inclinación y el movimiento que ejecute el buque y cualquier movimiento proporciona información confiable y exacta de la dirección de la nave.

Cuenta con un sistema de GPS, que proporciona el lugar exacto en que se encuentra el barco y se adicionan mediciones exactas de la velocidad del sonido provenientes del agua para calcular la refracción también de las ondas que genera el sonido al traspasar las capas de agua con diferentes temperaturas, conductividad y presión.

Todo este equipamiento está comandado por un sistema informático que procesa todos los datos obtenidos y va corrigiendo factores que no dan correctamente así como el ángulo de cada rayo, individual. Con todo es te equipo se logra una producción de mapas casi de forma automática a diferencia de los años que vieron nacer la modernidad.

Categorías: Geografía general, Hidrografía