Geografía

Fosa oceánica

Publicado por Pablo Guerrero

Es una zona hundida y alargada del fondo submarino, donde aumenta la profundidad del océano, pudiendo llegar hasta unos 11 kilómetros.

Allí las temperaturas de las aguas son muy bajas, y rondan entre los 0º C y los 2º C, pero albergan algunas especies marinas, como los moluscos.

La mayor parte de las fosas oceánicas del mundo y las más profundas se encuentran en el Océano Pacífico: son 6 y tienen más de 10.000 metros de profundidad.

Aunque el sentido común indicaría que las fosas más hondas estarían ubicadas en el centro del océano, en realidad se sitúan junto a los continentes y a las costas de las islas volcánicas. Esto tiene su explicación científica en la teoría geológica de la tectónica de placas y la deriva continental, es decir, del desplazamiento y deslizamiento de las placas tectónicas, la interacción entre ellas y las consecuencias que origina este proceso en el manto terrestre y la superficie terrestre.

Procesos geológicos de formación de las fosas oceánicas

Como decíamos anteriormente, el origen de las fosas oceánicas se debe al proceso de movimiento de las placas tectónicas: estas fosas se forman en las zonas de subducción, que son áreas de la corteza terrestre donde dos placas litosféricas (fragmentos o bloques rígidos de la litosfera o capa superficial de la Tierra sólida) se encuentran y chocan entre sí, lo que hace que la placa mayor se deposite debajo de la menor y en consecuencia el suelo submarino sufra una gran depresión.

Cuando la placa que subduce alcanza la astenosfera (zona superior del manto terrestre, debajo de la litosfera), se funde, y los materiales resultantes más livianos ascienden y originan los volcanes.

Tipos de convergencia de las placas

De acuerdo a la naturaleza de las dos placas tectónicas que colisionan, podemos distinguir dos casos de convergencia entre las mismas:

1) Si las placas están compuestas por litosfera oceánica, el violento accionar de los volcanes da lugar a la formación de arcos insulares. Ejemplos de este caso son Japón, Filipinas, Aleutianas, Antillas o Islas de la Sonda. Y junto a estos arcos existen profundas fosas oceánicas (de las Marianas, de Japón, de Puerto Rico, entre otras).

2) Si una placa oceánica subduce debajo de una placa continental, sumado a la actividad volcánica se origina un accidente geográfico de tipo orográfico, por ejemplo, una cordillera. Ejemplo de este caso es la cordillera de los Andes, generada como consecuencia de la subducción de la placa oceánica de Nazca bajo la placa continental Sudamericana. Y junto a ésta existe la fosa oceánica de Perú-Chile.

Las fosas oceánicas más profundas y conocidas del mundo:

La fosa oceánica más profunda es la sima Challenger, en la fosa de las Marianas, de 11.034 metros de profundidad. Luego le siguen la Fosa de Tonga (Nueva Zelanda); Fosa de Japón (Japón); Fosa de Kamchatka (Islas Kuriles); Fosa de Filipinas (Filipinas); Fosa de Kermadec (Nueva Zelanda); Fosa de Puerto Rico (Puerto Rico); Fosa de Bougainville (Nueva Guinea); Fosa de las Sandwich del Sur (Islas Sandwich); Fosa de Atacama (Perú y Chile); Fosa de las Aleutianas (Islas Aleutianas); Fosa de las Caimán (Cuba); entre otras.

Categorías: Geografía general, Hidrografía