Geografía

Inicio Asia, Climatología, Malasia Malasia: clima, flora y fauna

Malasia: clima, flora y fauna

Publicado por Daniel Terrasa

Tanto la península como la Malasia insular se encuentran en las mismas latitudes tropicales y por tanto su clima comparte las mismas características. En ambas regiones hay a lo largo del año altas temperaturas y un elevado índice de humedad, así como fuertes lluvias.

Aunque Malasia tiene un clima ecuatorial, su configuración topográfica (con núcleos montañosos centrales flanqueados por planicies costeras) facilitan la penetración interior de las influencias climáticas marítimas.

El monzón del noreste trae fuertes lluvias y mares agitados a las costas expuestas del sudoeste de Sarawak y el norte y noreste de Sabah, y algunas veces causa inundaciones en la parte oriental de la península.

En cambio, el monzón del sudoeste afecta principalmente al cinturón costero del suroeste de Sabah, donde las inundaciones son comunes.

De este modo, el calendario climático de Malasia viene condicionado por el clima monzónico que afecta, en mayor o menor medida, a todo el Sudeste Asiático. Se distinguen cuatro estaciones:

    • El monzón del noreste (de noviembre o diciembre a marzo).
    • El primer período intermonzónico (entre marzo y mayo).
    • El monzón del sudoeste (de mayo a septiembre).
    • El segundo período intermonzónico (entre octubre y noviembre).

Malasia no se encuentra en la región de influencia de los ciclones tropicales (llamados tifones), aunque de forma ocasional sus costas son castigadas por las fuertes tormentas asociadas a ellos.

Las temperaturas son uniformemente altas durante todo el año. En la península, el promedio anual es de 27°C, mientras que en la Malasia insular oscilan entre mínimas de 23ºC y máximas de 32ºC.

La precipitación media anual en Malasia es de aproximadamente 2.500 mm. La región más húmeda es la de Ipoh, en el Estrecho de Malaca y muy cerca de la frontera con Tailandia, donde la cifra de precipitación anual alcanza los 5.000 mm.

Flora

La vegetación característica de Malasia es la del bosque tropical lluvioso. Esta selva frondosa, siempre verde, cubre más de dos quintas partes del interior de la península y unas dos terceras partes de Sarawak y Sabah. En las zonas costeras predomina en cambio el bosque pantanoso, generalmente inundado.

En un entorno natural de estas características es lógico que se encuentren algunos de los ecosistemas más ricos y diversos del planeta. En Malasia hay catalogadas más de 2.000 especies arbóreas así como una enorme variedad de plantas. Algunas de las más peculiares son la Rafflesia arnoldii, que tiene la flor más grande conocida del mundo (más de un metro de altura) de altura o las distintas clases de plantas carnívoras.

Por desgracia, gran parte de la selva tropical original ha sido destruida por la mano del hombre con el objetivo de ganar terrenos para la agricultura.

Fauna

Las extensas zonas boscosas malayas están habitadas por una gran variedad de especies animales. En la península encontramos grandes mamíferos como elefantes, tigres, bueyes salvajes, rinocerontes de Sumatra, tapires, cerdos salvajes y muchas especies de ciervos. Son numerosos también los reptiles: cocodrilos, varanos, cobras así como tortugas marinas verdes y tortugas laúd en las playas de la costa oriental.

La vida animal en la Malasia peninsular es todavía más rica y variada.  Además de las especies mencionadas, esta parte del país es también el hogar de orangutanes y otras especies de primates.

 

Categorías: Asia, Climatología, Malasia