Geografía

Inicio Países Bajos, Relieve, Unión Europea Países Bajos: Relieve

Países Bajos: Relieve

Publicado por Santiago

El relieve de los Países Bajos es falsamente uniforme. Se trata de una gran llanura de inundación en la que se han depositado derrubios aluviales procedentes de algunos de los ríos más importantes de Europa, y de la demudación de las morrenas glaciares que cubrieron el norte del continente durante la última glaciación. Pero esos depósitos no son uniformes, y consiguen diferenciar distintos paisajes.

Commons Wikimedia: Ortoimagen de los Países Bajos

La primera diferencia clara se encuentra entre el oeste y el este del país. Es el oeste, salvo la barra costera exterior, el que está por debajo del nivel del mar. Existe una línea divisoria entre Utrecht y Nimega que separa los depósitos glaciares, al norte, de los aluviales del sur. Al norte aparecen colinas arenosas y fondos arcillosos entre los que se encuentran grandes bloques de piedra, llegados allí en el interior de una desaparecida lengua glaciar.

Podemos diferenciar cinco grandes unidades paisajísticas.

Los paisajes arenosos interiores, que ocupan las zonas del sur y el este. Aquí predomina la arena, que no es propicia para el desarrollo de grandes formaciones vegetales. Son producto de la demudación de morrenas y aparecen bloques erráticos, transportados por los glaciares. La topografía no es totalmente llana, si no que se resuelve en una serie de colinas de escasa altitud, las colinas de Veluwe y Utrecht.

Los paisajes dunares de la costa, que forman el amplio cordón costero que separa el mar de las tierras bajas. Se producen por los aportes arenosos de los grandes ríos, en equilibrio con la fuerza del mar que impide su dispersión por el fondo marino. Son de vital importancia para el país, ya que no sólo impiden que el mar invada las tierras bajas, si no que filtran el agua garantizando el agua dulce en el interior.

Los paisajes sedimentarios aluviales, que se extienden al suroeste (Zelanda) y en los golfos marinos ganados al mar, en el norte. Son la base del suelo de los pólderes. También aparecen en los márgenes de los ríos que atraviesan el país.

Las turberas, que aparecen sobre algunos fondos marinos arcillosos polderizados y puestos en explotación para aprovechar la turba como recurso. También aparecen en el noreste del país, sobre zonas pantanosas de origen periglaciar. Son las colonias de turberas de Gróninga y Drenthe.

La meseta calcárea del sureste. La existencia de caliza es una excepción en los Países Bajos. Forman el borde occidental del país, en torno a Maastricht. Se trata de un suelo calizo recubierto de loes, continuación del relieve belga. También aparecen los últimos vestigios del macizo de las Ardenas.

Categorías: Países Bajos, Relieve, Unión Europea